10 pensamientos que producen ansiedad

No podemos cambiar nuestra forma de sentir, pero SÍ podemos cambiar nuestra forma de pensar.

Es una de las frases que más ayuda a mis pacientes ya que en ella está la clave para vencer la ansiedad.

La ansiedad es una respuesta natural de nuestro organismo, es un mecanismo de protección, se activa un sistema de alerta para hacer frente a adversidades y a situaciones en las que hasta nuestra supervivencia puede correr peligro. Por ello, también, yo recomiendo, como ya os he comentado en otros artículos, naturalizar la ansiedad, ser conscientes de que la estamos sufriendo, ya sea de manera puntual o a largo plazo, y también ser conscientes de que es un mecanismo natural de nuestro cuerpo, que es normal que aparezca y que por ello, hay que darle la bienvenida, a modo de ritual como os explicaba en artículos anteriores, que podéis consultar aquí: http://www.snpsicologovalencia.es/blog/superacion-personal/152-como-gestionar-la-ansiedad-en-tres-pasos-para-que-no-se-convierta-en-una-crisis-de-ansiedad.html 

La clave de la superación es que nosotros somos capaces de cambiar nuestra forma de pensar y de enfrentarnos a una crisis de ansiedad o a un estado de ansiedad continuado y poder superarlo. Desde luego que no estoy diciendo que sea fácil, al contrario, en muchas ocasiones resulta muy costoso, pero ante todo es posible. En muchas ocasiones, mis pacientes acuden a la consulta cuando ya no pueden más, y entonces el problema es más difícil y se tarda más en superar. Por ello, os quiero recomendar que ante los primeros síntomas, toméis el control de la situación para que vosotros podáis controlar vuestros pensamientos y que vuestra ansiedad no os controle a vosotros.

 

Ansiedad específica y ansiedad inespecífica

Muchas veces sabemos perfectamente el origen de nuestro estado de ansiedad, por una situación a la que nos enfrentamos o por pensamientos sobre un tema en concreto que nos preocupa. Y en otros casos, la ansiedad se manifiesta de manera general sin ser conscientes a priori de cuál es el origen.

En ambos casos, el control de nuestros pensamientos va a ser decisivo a la hora de superar la ansiedad. Si el origen de la ansiedad está basado en un hecho, situación o pensamiento concreto vamos a poder incidir de manera más directa sobre los pensamientos, e incluso las acciones que tenemos que llevar a cabo, para sobrepasar la crisis.

En el caso de la ansiedad inespecífica, la labor del/de la psicólogo/a va a ser de vital importancia porque tiene que desplegar toda la metodología de trabajo disponible para detectar en primer lugar el origen u orígenes de la ansiedad, y en segundo lugar, crear un plan de trabajo adaptado a las necesidades del paciente.

Pero ¿por qué nuestros pensamientos son tan influyentes?

Según la psicología cognitiva, los pensamientos son un factor determinante a la hora de sufrir ansiedad, y producen en nosotros distorsiones de la realidad que afectan a nuestra visión de lo que nos rodea. Podríamos decir que son como gafas que cada uno de nosotros nos ponemos para mirar el mundo, y por poneros un símil, depende de si están graduadas, o son más oscuras o más claras, o más pequeñas o más grandes, afectan a nuestra visión y por tanto a nuestra mente.

 

10 pensamientos que producen ansiedad

1. Pesimismo. Tender a centrarse en el problema sin buscar soluciones.

2. Catastrofismo. Pensar que las cosas son peores de lo que realmente son.

3. Generalización. De una experiencia aislada negativa tendemos a sacar la regla universal y esto hace que nos anticipemos a situaciones de forma negativa.

4. Pensamiento negativo. Centrarse en los aspectos negativos de las cosas, y no tener en cuenta los positivos en absoluto.

5. Adivinar el futuro en términos negativos. Anticiparnos pensando que las cosas van a salir mal.

6. Exageración de lo negativo en otras personas. Pensar que los demás son torpes o fracasados por haberse equivocado una vez.

7. Leer el pensamiento a los demás. Creer que se saben los pensamientos ocultos negativos de las otras personas.

8. Culpabilidad. Pensar que las cosas malas que suceden a nuestro alrededor siempre están en relación con uno mismo.

9. Perfeccionamiento. Exigirse a uno mismo y a los demás de manera excesiva.

10. Recalcar los errores. Hacer hincapié en los errores de uno mismo y de los demás creando situaciones negativas.

 

Cambiar de gafas, actitud positiva, pensamiento positivo ante las adversidades

Ante todo, como veis se trata de un pensamiento basado en el negativismo en todas sus facetas. El ser negativo sólo nos va a llevar a más problemas, así que ante la vida, hay que intentar tener un pensamiento positivo, ante todas las situaciones.

Está claro que es muy difícil modificar un tipo de conducta y de pensamiento de la noche al día, pero si nosotros queremos, podemos. Así que nuestra actitud positiva nos va a ayudar a reconvertir esos pensamientos negativos, en positivos.

El positivismo es la clave de la superación, de la resolución de conflictos, de la ciencia, de la evaluación, de la felicidad, etc. Por tanto, si somos capaces de modificar nuestro negativismo en pro del positivismo, vamos a ganar mucho terreno a la ansiedad, y aunque necesitemos ayuda psicológica para superarla, con ayuda del positivismo, toda las terapias serán mucho más efectivas y duraderas.

Por otro lado, también quiero recalcar que si sufres ansiedad, no debes sentirse culpable, por supuesto que depende mucho de nuestros pensamientos, de nuestra manera de enfrentarnos al mundo, pero hay muchas otras cuestiones fisiológicas, químicas y psicológicas que intervienen en los trastornos de ansiedad. Por tanto, no recae en ti todo el peso del origen de la cuestión, pero sí en lo que atañe a tu actitud y pensamiento.

En el próximo artículo os comentaré algunas pautas prácticas para aplicar en el día a día para cambiar la forma de pensar de negativa a positiva.

Espero haberos ayudado!

Un saludo,

Sara Navarrete

Psicóloga

 

Algunas fuentes consultadas:

https://www.elmundo.es/vida-sana/mente/2019/01/05/5c2f2d4221efa0826c8b45f1.html 

http://www.navarra.es/home_es/Temas/Portal+de+la+Salud/Ciudadania/Mi+enfermedad/Trastornos+de+ansiedad/Afrontar+trastornos+ansiedad/Tomar+las+riendas/Modificar+los+pensamientos.htm