Los consejos TOP para mejorar las relaciones sociales

¿Te gustaría tener más amigos? ¿O tener amigos de verdad? ¿Tener una vida social más intensa? ¡Este es tu artículo!

“Un amigo es alguien que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere”

-Elbert Hubbard-

 

Hoy os quiero hablar de un tema que a veces no le damos la importancia que se merece y que al mismo tiempo es una de las cuestiones más importantes para el ser humano, ya que es una de las fuentes de la felicidad y la estabilidad: las relaciones sociales. El ser humano es sociable por naturaleza, de hecho está en el origen de nuestra especie, cuando los Homo Sapiens y los Homo de Neandertal tuvieron que competir por la supervivencia. Aunque el Homo de Neandertal fuera más fuerte, creaba grupos sociales y familiares más pequeños que el Homo Sapiens y esto parece que fue una de las claves fundamentales de su desaparición. Mientras el Homo Sapiens creaba una sociedad grande y con lazos sociales fuertes, aprovechando la sabiduría, el ingenio y la fuerza de unos y otros, el Homo de Neandertal no supo aprovechar su potencial, precisamente por su poca socialización, según la teoría predominante. La supervivencia es así, la naturaleza nos pone a prueba.

Quería haceros esta pequeña reflexión inicial porque es importante saber de dónde venimos y a dónde vamos. Lo de a dónde vamos, a mí, como profesional de la psicología y como ser humano, me preocupa mucho porque creo que nuestra sociedad está cambiando a pasos agigantados año tras año y esto está afectando sustancialmente a la manera que tenemos de relacionarnos.

La tecnología crece a un ritmo exponencial y repercute notoriamente en todos los aspectos de nuestra vida, y uno de ellos y de gran importancia es la vida social. Nuestros amigos, nuestras familias y la manera que tenemos de estar, compartir, dar y relacionarse es vital para el ser humano.

En los últimos tiempos, estoy viendo a personas que acuden a mi consulta con problemas de socialización, sobre todo con miedo a relacionarse con los demás porque son personas que en seguida se vuelcan y dan mucho y sin embargo hay personas que los utilizan como si fueran amigos de usar y tirar. La facilidad que tenemos ahora para encontrar personas por las redes sociales con aficiones o gustos parecidos a los nuestros, ha hecho que muchas personas se lancen a hacer amigos y a conocer a otras personas con las que compartir. Y esto está genial, siempre y cuando no se desvirtúe lo que es una relación de amistad. Estas relaciones pueden tender a convertirse en relaciones por interés, descuidando realmente a la persona, no preocupándose por cómo se encuentra o por sus necesidades. Son relaciones en las que lo que prima es realizar una actividad juntos, pero que después permanezca el vínculo de amistad, ya es otra cosa.

Lo que marca una verdadera relación entre personas, ya sea de amistad, de pareja, entre familiares, etc., es la generosidad. Es el hecho de preocuparse por la otra persona, y ayudarle cuando lo necesita. También se trata de compartir buenos y malos momentos y estar allí para cuando lo necesite. Realmente, yo siempre les insisto a mis pacientes que hay que ser con los demás como nos gustaría que los demás fueran con nosotros. Es un acto de generosidad que además de ser algo positivo hacia nuestro entorno, nos hace sentirnos bien con nosotros mismos, y nos aleja de los planteamientos de odio, rabia y frustración en nuestras relaciones.

Hace unos días escuché a una actriz española decir, a la pregunta de “¿Qué le pides a la vida?”, ella contestó: “A la vida no hay que pedirle, hay que darle”. Me parece una respuesta que tendríamos que tener más presente en nuestras vidas porque no sólo nos hará bien como sociedad, sino como individuos.

Os voy a dejar unos cuantos consejos que espero que os ayuden:

- No se trata de comportarse mejor para tener más amigos, sino ser generoso.

- A veces menos es más. Es mejor cuidar bien los amigos que tengas, que no ir a por más si no vas a poder ocuparte de ellos como se merecen.

-Las relaciones sociales se fraguan con el tiempo, con la dedicación y el cariño. No fuerces las situaciones, todo llegará.

-Escuchar, interesarse, disculparse, ser sincer@ y honest@ con un@ mismo@. Quiero hacer hincapié en el hecho de escuchar, algo que puede verse amenazado por nuestro ritmo de vida, y que sin embargo, es tan importante, que debemos cultivarlo día a día. Escuchando podemos aprender tantas cosas…, además de que muchas veces, lo que necesita la otra persona, como nos puede pasar a nosotr@s a veces, es eso, que la escuchen.

-Ser constante, hacer ver con tus actos a la otra persona que tú siempre vas a estar allí.

Un saludo,

Sara Navarrete

Psicóloga

 

Algunas fuentes consultadas:

https://lamenteesmaravillosa.com/claves-para-mejorar-tus-relaciones-sociales/ 

https://okdiario.com/salud/2017/10/27/consejos-mejorar-tus-habilidades-sociales-75379