Superar el negativismo, ser un nuevo yo

En el artículo anterior os hablaba de cómo el hábito es una de las cuestiones fundamentales para alcanzar tus objetivos, de hecho es como el motor que siempre nos empuja hacia delante. “El hábito, lo fundamental para alcanzar tus objetivos”: http://www.snpsicologovalencia.es/blog/superacion-personal/140-el-habito-lo-fundamental-para-alcanzar-tus-objetivos.html 

Pues bien, ahora, siguiendo un poco con una de las cuestiones que traté en el artículo anterior, quiero hablaros de cómo superar el negativismo. Porque os comentaba que muchos de mis pacientes se encuentran en el día a día con la sensación de no tener suerte, de no poder alcanzar sus objetivos porque hay algo que continuamente les hace perder la motivación, o no se sienten lo suficientemente fuertes para afrontar el día y esforzarse por conseguir sus objetivos. Esta idea subjetiva de no tener suerte, atiende muchas veces a ver todo nuestro alrededor de forma negativa, a través de una manera de ser pesimista.

Tenemos que entender, que evidentemente siempre vamos a tener factores negativos en nuestra vida, pero también MUCHOS POSITIVOS. Si por las cuestiones que sean, tenemos tendencia a centrarnos sólo en los factores negativos, debemos hacer un esfuerzo por fijarnos en los positivos, y reforzarlos lo máximo posible.

Según mi opinión, hay una serie de aspectos negativos que pueden afectar a nuestra vida, y por tanto a nuestra felicidad y motivación, que debemos tener en cuenta para poder tomar consciencia e intentar eliminarlos.

Yo siempre digo que por cada cuestión negativa que encontremos en una situación, seguro que al menos podemos encontrar una o dos positivas, lo que hace que nuestra percepción sobre la situación no sea siempre en negativo.

Os voy a comentar algunas de las actitudes que más riesgo tienen de generar una visión negativista:

 

-Enlazando el contenido con el artículo anterior, os diría que la falta de hábito y capacidad de esfuerzo son unas de las cuestiones que más nos pueden pueden abocar a una visión negativista, ya que además nos pueden generar, apatía, depresión, ansiedad, etc.

-No asumir responsabilidades. Con nuestra familia, con nuestro trabajo, con nuestra sociedad, etc. Vivir en una continua pasividad ante la vida no nos va a favorecer, al contrario. La pereza y la comodidad que en determinadas ocasiones puede vencernos, no puede ser un continuo en nuestra vida porque finalmente puede acabar convirtiéndose en una rutina pasiva que luchará constantemente con nuestra motivación hacia la vida.

-Nostalgia y sentimiento existencialista continuado. Muchas personas tienden a vivir la vida a través de una nostalgia, o un sentimiento vital que les hace replantearse de manera continua su existencia.

-Quejarse constantemente, o ver siempre los defectos de las cosas o de las personas, y no ver los aspectos positivos.

-Tener una baja autoestima. Tenemos que aprender a valorarnos, incluso como sociedad, tenemos falta de autoestima, es como si necesitásemos ser los mejores de la clase, los que tienen más estudios, los más listos, los más guapos, todo para dar un paso adelante, y eso no es así. Tenemos que ser conscientes de nuestras capacidades, virtudes y defectos, y poner en valor todo lo que sabemos hacer. Si no lo hacemos nosotros mismos, no lo van a hacer los demás por nosotros.

 

Y ¿cómo superarlo? Os he comentado algunos de los aspectos sobre los que hay que incidir, y ahora os voy a proponer que en la medida de lo posible intentéis poner en práctica estos consejos:

 

-Tomar decisiones cuando surgen las dudas o encrucijadas y no evitar tomar decisiones por miedo, pereza o falta de esfuerzo.

-Ser una persona activa y propositiva, nos ayudará a superar el negativismo. Pensar en nosotros pero también en las demás personas que tenemos alrededor.

-Pensar qué podemos aportar a los demás y a la sociedad para sentirnos útiles y realizados.

-Pensar en nuestros objetivos e intentar crear una rutina y un hábito para alcanzarlos.

-Valorar las buenas acciones de los demás, fijarnos en las virtudes de las otras personas, e intentar aprender de ellas.

-Querer ser una mejor persona. El hecho de querer superarse día a día, con una actitud positiva, con una sonrisa por bandera, e intentado crear y proponer situaciones alegres y positivas nos va a beneficiar como personas, para ser más felices, y para superar el negativismo.

Espero que este artículo te haya ayudado a reflexionar y que te animes a poner en práctica estos consejos.

 

Sara Navarrete

Psicóloga

 

Algunas fuentes consultadas:

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2012-02-28/las-10-cosas-que-te-amargan-la-vida-y-como-combatirlas_502482/ 

Sociedad Española de Psicología Positiva: http://www.sepsicologiapositiva.es