El hábito, lo fundamental para alcanzar tus objetivos

La motivación

Algunos de mis pacientes me dicen Sara, yo no puedo con esto, yo no tengo suerte, y veo que entre algunos de mis pacientes existe un denominador común, una conducta derrotista, que por cierto, hay que matizar que es un sentimiento irracional, de la cual no tenemos que sentirnos culpables.

Algunas de las expresiones que suelen utilizar mis pacientes son:

“Es que yo nunca voy a poder conseguirlo”, “es que todo me sale mal”. Y sin embargo ellos piensan o ven a su alrededor que hay otras personas que sí que pueden conseguirlo.

Siempre les comento a mis pacientes que una de las cuestiones más importantes a la hora de afrontar nuestros objetivos y buscar nuestros logros, es la motivación, sin embargo, la motivación no lo es todo.

¿Por qué la motivación a veces nos falla?

Es una cuestión biológica, nos puede ocurrir que un día vamos a estar cansados, no nos encontramos bien, atravesamos momentos difíciles o simplemente por cuestiones que no podemos determinar, ese día no nos apetece hacer tal cosa, o esforzarnos, en definitiva, perdemos nuestra motivación.

¿Cómo podemos llegar a nuestros objetivos si nos falla la motivación?

En nuestra sociedad, cada vez más, estamos acostumbrándonos a la falta de sufrimiento. El sufrimiento es una parte vital y necesaria de nuestra vida, que nos ayuda a superar crisis, etapas, a esforzarnos, etc. A veces, el sufrimiento no tenemos que verlo como algo negativo sino todo lo contrario. Es una manera de romper barreras y de superación de nosotros mismos.

¿Por qué os hablo del sufrimiento?

Sobre todo, a donde quiero llegar es al gran aliado del éxito. Para llegar a tener éxito en aquello que nos propongamos, además de la motivación, el gran caballo de batalla que nos conducirá hacia nuestros objetivos, en cualquier aspecto de nuestra vida, es el HÁBITO.

El Hábito, el pequeño gran aliado.

El hábito, algo tan constante, del día a día, de hormiguitas, algo que a simple vista puede parecer pequeño e insignificante comparado con grandes palabras, como Reto, Challenge, Esfuerzo, Valentía, etc… Todas estas palabras se quedan pequeñas al lado del Hábito.

¿Por qué? Por que el hábito comporta ACCIÓN, "el hábito hace al monje", una gran frase. Me gustaría que esto se os quedara grabado porque es una gran verdad y porque no hay atajos, ni grandes fórmulas para conseguir las cosas, es simplemente, ir a por ellas, ACCIÓN y de forma constante, HÁBITO. La motivación, por supuesto, también debe estar presente, pero para aquellos días en los que titubeemos, en los que dudemos, o no tengamos ganas, para aquellos días en los que la motivación parece desvanecerse, siempre nos podremos agarrar al hábito, y éste, nos conducirá a nuestro destino.

Por normal general, tendemos a pensar de manera contraria, por ejemplo, queremos ir al gimnasio, o comenzar una dieta, o buscar un nuevo trabajo, etc. Pero cuando tenemos que hacerlo no nos apetece (MOTIVACIÓN), luego si no nos apetece, no lo hacemos (ACCIÓN).

Me gustaría llegar a aquellas personas que sienten que no tienen suerte en la vida, que son infelices, que no pueden conseguir aquellas cosas por las que intentan luchar, y sin embargo ven como personas que conocen sí que progresan y alcanzan sus objetivos.

Para todas aquellas personas que se sienten identificadas con esto que estoy comentando, yo os diría: No esperes a que te apetezca levantarte a las 6h de la mañana para hacer deporte, HAZLO, no esperes a que te apetezca sentarte a hacer ese escrito que tienes pendiente, HAZLO, prográmalo en tu día a día para hacerlo.

Y verás que a medida que te vas obligando a hacer las cosas, porque anteriormente, las has meditado, y es eso lo que quieres hacer, se creará el hábito, y poco a poco las irás haciendo, y aunque en un momento dado no tengas ganas, y se pierda la motivación, el hábito es lo que te va a hacer seguir, y más te vas a tener que esforzar para no abandonar, y seguir, ¡ánimo!

Espero que haya sido capaz de explicar bien esta idea, ya que la sociedad yo creo que no nos termina de transmitir de forma correcta esta manera de ser. Al revés, vivimos en una sociedad donde todo es muy fugaz, muy superficial, en la que priman mucho nuestros deseos y satisfacciones inmediatas, y a veces nos cuesta ver el trabajo y el esfuerzo que hay detrás de las personas que tenemos a nuestro alrededor.

Un gran saludo!

Sara Navarrete

Psicóloga

 

Puedes ver mi vídeo sobre cómo conseguir tus objetivos: