¿Piensas que serías mucho más feliz si fueses más guapo, más simpático o más inteligente?

¿Eres de las personas que no se atreve a luchar por sus sueños porque piensas que son inalcanzables?

Si te has identificado con alguna de las preguntas que te he hecho, pienso que es el momento de ponerse manos a la obra y comenzar a trabajar para incrementar tu autoestima y tu seguridad. Porque aunque no lo creas… Tú no eres el problema, realmente el problema es la forma en la que te evalúas a ti mism@.

En mi consulta de la Clínica de Psicología, he detectado en los últimos años que muchos de mis pacientes sufren una baja autoestima y tienen carencias en cuanto a habilidades sociales que marcan su día a día. Por ello, he decidido implantar un taller continuo cuya finalidad es la de mejorar y desarrollar estas habilidades, así como el autoconcepto y autoestima de mis pacientes. Estamos muy contentos con los resultados porque realmente se han hecho visibles y, gracias al taller muchos de mis pacientes han mejorado notablemente su autoestima, consiguiendo importantes logros.

El problema de tener baja autoestima puede afectar a múltiples áreas de la vida de una persona, por ejemplo a su trabajo, a su círculo social en cuanto a dificultad a la hora comenzar y establecer relaciones, con su pareja, etc. Todos podemos mejorar nuestra autoestima, no hace falta que tengamos un grave problema, o pasemos por una etapa dura de nuestra vida. Siempre digo a mis pacientes que el aumento de la autoestima es un valor añadido que al trabajarlo de forma paralela, te ayudará a sentirse mejor consigo mism@, ganar en confianza y seguridad, mejorando tu vida en el día a día y tus relaciones con los demás. Además, es una de las claves de la evolución profesional, y por supuesto del éxito empresarial. Por supuesto, si en tu caso estás pasando por una crisis de pareja, una enfermedad, etc., trabajar la autoestima de forma paralela, te va a ayudar muchísimo a superar tus dificultades.

 

¿Cuándo se desarrolla la autoestima?

La autoestima se forma fundamentalmente en la infancia, es muy importante, es una cuestión un tanto freudiana, pero es cierto. La educación que damos a los niños y niñas, como educadores, padres, tíos, etc. tiene una importancia vital. Tenemos una labor muy importante como adultos porque la manera de educar, hablar y tratar a ese niño va a elaborar su autoestima. Va a conformar la forma en la que se va a relacionar con el mundo. La autoestima que nosotros como adultos poseemos, depende en primer lugar de esa imagen que los demás nos proyectaron durante nuestra infancia, y en segundo lugar, de nuestros talentos. Por ejemplo, si un niño o una niña juega bien a un deporte, si se le da bien la música, o tiene mucha motivación por hacer las cosas, es un buen estudiante, se porta bien, es una persona tranquila, lo que va a recibir probablemente sea un mensaje positivo. Sin embargo, un niño o una niña menos talentosos, hiperactivos, o más conflictivos, van a recibir un poco más de hostilidad.

Es cierto que son cuestiones muy azarosas, pero que al final de cuentas son los dos puntos fundamentales que generan la autoestima durante nuestra infancia.

A pesar de todo ello, en la edad adulta, la autoestima es algo que se puede trabajar y mucho. Y que como nos afecta en todos los aspectos de nuestra vida, conviene que tengamos una imagen de nosotros mismos equilibrada y segura.

La relación que tengamos con nuestra autoestima va a determinar el tipo de relación de pareja que podamos tener, los objetivos vitales, el trabajo al que se aspira, etc.

 

¿Cómo mejorar nuestra autoestima?

Si te estás planteando que necesitas mejorar tu autoestima o crees que puede ayudarte, yo te recomiendo que acudas a mi taller de autoestima para poder hacer un trabajo personalizado. También te voy a dar unas pautas generales que te van a servir para evolucionar. No lo dudes, ¡tú puedes, sólo tienes que creerlo!

-No esperes a sentirte completamente segur@ para hacer la cosas, porque si no, ¡nunca las harás! Lánzate, prueba, experimenta, siempre desde la cordura y la prudencia, pero no por miedo al qué dirán, a quedar en evidencia, a descubrir tus sentimientos, etc.

-Aprende de tus errores. Los errores son piedras en el camino que a veces harán que nos caigamos, y otras veces las tendremos que saltar, pero nos volveremos a levantar, y nos fijaremos mejor en ellas para conocer mejor el camino y no sólo no caer, sino incluso correr, o ir con los ojos cerrados.

El nivel de confianza que posees es el que te ha llevado en ocasiones a ir por el camino que tú querías, o por el camino por el que no querías ir pero por el que te has dejado llevar. Sobre todo en ocasiones de la vida en las que suceden hechos y acontecimientos que nos ponen las cosas más difíciles o más fáciles, y hacen que nuestras decisiones sean menos sinceras con nosotros mismos pero por circunstancias de la vida, finalmente tomamos.

Ante situaciones de mayor dificultad, si nuestro nivel de autoestima es bajo, nos dejaremos llevar y tomaremos la decisión más cómoda, y que en muchas ocasiones no es la que más deseamos, ¿crees que alguna vez te ha ocurrido esto?

La mejora de la autoestima es una faceta apasionante de la psicología, ¡descúbrela!

Sara Navarrete

Psicóloga

 

Artículos, vídeos e info que te pueden interesar:

¿Tienes falta de seguridad en ti mismo? 4 pasos para ampliarla, ¡Funciona!:

http://www.snpsicologovalencia.es/blog/superacion-personal/41-falta-de-seguridad-4-pasos-para-ampliarla.html 

La autoestima, tu gran aliada:

 

 

 

Talleres de Autoestima

Sábados de 12:00 a 13:30 o de 18:00 a 19:30

Lugar:

Centro de Psicología Clínica de Valencia

Avenida Reino de Valencia, 76 pta 13 VALENCIA

Tel. 636 162 020