La Felicidad ¿Qué es? ¿Cómo lograrla?

Hoy me gustaría hablaros de la Felicidad. Despedimos el año 2017 y comenzamos el 2018 deseándonos feliz y próspero año nuevo. La navidad y el nuevo año es una época propicia para activar en nosotros los buenos deseos y la voluntad de ser mejor persona. También es una época de esperanza para aquellos que están sufriendo o que necesitan un cambio, y que ven en el comienzo del nuevo año la oportunidad para cambiar el rumbo de sus vidas. Es un buen momento para nuevos propósitos y tenemos que aprovecharlo si nuestra intención es la de transitar nuevos caminos.

El año nuevo, que surge en medio del invierno supone para muchos una luz en un horizonte plano y frío, que nos ayuda a cargar energía y seguir hacia delante. También se crea un ambiente especial de fraternidad, cariño, esperanza, sueños, ilusión, en definitiva, se ahonda en los buenos sentimientos, en las buenas acciones, y por consiguiente en la felicidad.

Cuando nos deseamos feliz año nuevo, muchas veces, lo decimos casi de forma mecánica, sin darnos cuenta en realidad de la importancia de nuestras palabras. Quizás cuando más estamos sufriendo por cuestiones relacionadas con la familia, por salud, por falta de recursos, o por sentimientos, es cuando más vamos a apreciar estas palabras de felicitación. Felicitarse el año se convierte en una manera de evocar, de atraer el espíritu de la felicidad, al nombrarlo estamos más cerca de que se convierta en realidad. Por ello, debemos ser conscientes de que en gran parte, depende de nosotros mismos el albergar el sentimiento de la felicidad dentro de nosotros mismos.

Pero, ¿qué es la Felicidad?

Según la Real Academia de la Lengua Española, la Felicidad, literalmente significa “Estado de grata satisfacción espiritual y física”. Es una definición sencilla y escueta, que no necesita mayores adornos. Se trata de un estado interior, que aunque esté muy relacionado y motivado con lo que ocurre a nuestros alrededor, es uno mismo quien es capaz de modificar ese estado hacia un lugar u otro.

Diariamente, en mi consulta atiendo a pacientes que no se sientes felices por diversos motivos. En la mayor parte de los casos, os diré que los pacientes salen adelante gracias a su voluntad, a su esfuerzo y mejoran de manera sustancial la percepción sobre su entorno y sobre sí mismos, aumentando su estado de felicidad. ¡Todo es posible!

¿Cómo podemos lograr la felicidad?

Bueno, yo pienso que en realidad la felicidad, no se logra ni se alcanza, la felicidad está dentro de nosotros mismos, como decía San Agustín. Está en nosotros, y a través de nuestras acciones aflorará en mayor o menor medida.

En muchas ocasiones, hay cuestiones de nuestra vida que no podemos cambiar, pero sí podemos cambiar la forma que tenemos de enfrentarnos a ellas. Si lo hacemos desde la responsabilidad, el respecto, la ética, el cariño y el positivismo, seguro que nuestra actitud ante la vida cambia, y en consecuencia, la sensación de bienestar con nosotros mismos.

Desde luego habrá otras cuestiones de nuestra vida que sí que podremos cambiar, y sobre estas cuestiones ya no sólo nos tenemos que exigir un cambio de actitud, sino que tenemos que hacer un cambio en la acción. Ser valientes, a veces va a suponer un esfuerzo muy grande, pero teniendo claro nuestro objetivo, nos reportará la mayor de las satisfacciones.

Os voy a dar algunos consejos para mejorar vuestra felicidad:

-Reflexiona acerca de las cuestiones de tu vida que no te gustan y puedes cambiar. Piensa en las cosas que puedes hacer para cambiarlas y mejorar tu estado de felicidad. Desde un enfado a un cambio de vida, o de pareja. Sólo hay una vida, no la desperdicies.

-Reflexiona acerca de las cuestiones de tu vida que no te gustan y que no puedes cambiar. Asúmelas, afronta el sufrimiento, el miedo, la repulsa o el dolor, y gestiona estas cuestiones con la mayor valentía, ética y positivismo posibles. En este punto es en el que normalmente tengo que dar soporte a mis pacientes. No dudes en acudir a un profesional si no sabes cómo gestionar tus emociones, cómo actuar, o si te desbordan tus pensamientos.

-Reflexiona sobre los momentos en los que eres plenamente feliz, y esfuérzate por que ocurran más a menudo, o por crearlos tú mism@. Por ejemplo, una fiesta de cumpleaños, una sorpresa, jugar con tus hijos, convocar una cena con tus amigos, salir a la naturaleza, hacer deporte, ir a un concierto, planificar un viaje, etc.

-Acepta cómo eres, sin embargo, esfuérzate por mejorar, sin obsesionarte, todo en su justa medida.

-Practica la gratitud y deja a un lado la queja continua. Nuestra sociedad está muy acostumbrada a quejarse y a responsabilizar a los demás de lo que pasa. Sé consecuente con tus acciones.

-Haz una lista de deseos, que sea realista, y empieza por el primero a cumplirlos. ¡Feliz año!

Sara Navarrete

Psicóloga

 

Algunas fuentes consultadas:

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2017-10-29/felicidad-libros-punset_1467753/ 

http://www.enbuenasmanos.com/que-es-para-ti-la-felicidad