¿Eres activ@ o contemplativ@? Los dos modos de la existencia, hacia la felicidad

Activo o contemplativo es más que un tándem de la psicología, son opuestos y complementarios al mismo tiempo. Es algo que como psicóloga, puedo detectar fácilmente, y es muy interesante ver cómo cada uno de nosotros tendemos hacia un lado u otro en el modo de entender la vida.

Me gustaría comentaros las diferencias entre una forma de ser y otra, para que reflexionéis y podáis identificaros con uno u otro modo de ser.

Por ejemplo, según mi experiencia os diré que una persona activa entiende la existencia como una actividad constante. No sabe estar quieta. Actúa siempre de manera que le permita sentir que está viva, que existe, porque eso es lo que le da sentido a su vida. Suelen ser personas que creen ciegamente que los proyectos en la vida son esenciales y que hay que luchar por llevarlos a cabo. Ademas, una persona activa disfruta mucho siendoeficaz y le gusta realizar las cosas por si misma. También puede desarrollar aspectos negativos frutos de la necesidad de estar siempre activa, y esos aspectos pueden ser la frustración, la ansiedad, el estrés, etc. Son algunos de las cuestiones que a veces veo que afectan a mis pacientes por tener mucha energía y vitalidad, y que pueden ponerse en su contra en momentos determinados de su vida, si se ven sometidos a mucha presión, a estrés o a situaciones de desestabilidad emocional.

Por otro lado, os voy a comentar cómo es una persona contemplativa. Suelen ser personas que les gusta mirar a su alrededor y observar mucho. Puede que sea una persona tranquila y a veces puede ser pasiva. En nuestra sociedad, en la que todo es veloz y acelerado parece que esté mal visto ser pausado y pasivo. No tiene porqué, es una opción igual de válida que ser todo lo contrario. Normalmente las personas contemplativas reflexionan mucho acerca de todas las cosas, sobre grandes ideas, sobre la belleza, sobre el absurdo de la existencia, sobre la relatividad de las cosas, son conscientes del presente, por ejemplo. Los filósofos y filósofas, los pensadores, y pensadoras, los escritores y escritoras, muchos científicas y científicos, etc.., sacerdotes, monjas, y personas dedicadas al recogimiento y la reflexión, podrían ser grandes ejemplos de personas contemplativas, que dedican su vida al pensamiento, a la ciencia, al conocimiento, a la investigación, etc. No tiene porque ser al contrario, desde luego hay muchas de estas personas que se dedican a estas profesiones que son muy activas, pero os hablo de generalidades de las personalidades activas y contemplativas.

Continuar leyendo

Blue Monday: cómo enfrentarse al día más triste del año

- Casi el 60% de los españoles se muestran reacios a ir al psicólogo. No obstante, se aprecia un cambio de tendencia, especialmente entre los más jóvenes.

El lunes 21 de enero se celebra el conocido Blue Monday; una jornada con raíces publicitarias que trata de conmemorar “el día más triste del año” y que se encuentra directamente relacionada con la búsqueda de viajes para “escapar de la realidad”. Sin embargo, la tristeza es un sentimiento que va más allá de este famoso lunes y que deberíamos tomar en serio.

Sí, porque, según el último informe realizado por el comparador de seguros de salud Acierto.com, se estima que hasta 300 millones de personas en el mundo sufren depresión y que esta se ha disparado en España hasta un 19% en el último año. Por desgracia, hasta 6 de cada 10 españoles no se han planteado nunca ir al psicólogo.

Los propósitos del Año Nuevo ya incumplidos, la cuesta de enero, las recién terminadas vacaciones, el frío y la reducción de las horas de sol propias de esta época del año no ayudan. Entre los síntomas más frecuentes encontramos la ansiedad, el pesimismo y la irritabilidad; así como la falta de energía, el insomnio o la falta de apetito y concentración.
Los jóvenes, más concienciados
Por fortuna, las nuevas generaciones se muestran más receptivas a la hora de acudir al psicólogo. Es decir, ya no asocian el hecho de acudir a la consulta con ningún tipo de locura, sino más bien con el padecimiento de una enfermedad que tiene cura y para la que se requiere la ayuda de otro tipo de especialista. En cualquier caso, las mujeres son más propensas a decir libremente que van a terapia.

Se trata de un reconocimiento importantísimo y que resulta fundamental en una normalización. Además, los problemas psicológicos no solo afectan al paciente en sí mismo, sino a su entorno y a su morbimortalidad como ciudadano.

Continuar leyendo

¿Problemas psicológicos en Navidad? Sí, son frecuentes

A pesar de que tenemos una idea muy positiva de la Navidad a priori, es cierto que es una época en la que pueden aflorar trastornos y problemas psicológicos que estaban latentes o que de manera abrupta se manifiestan.

Bajo mi punto de vista, como profesional de la psicología, a estos problemas o trastornos muchas veces no se les da la importancia que tienen que tener, y sí que he observado en mi consulta, que en ocasiones estos problemas afloran en épocas como ésta, y que se van arrastrando durante mucho tiempo, lo que hace que cuando la persona finalmente decide acudir a una ayuda profesional, lleva mucho tiempo sufriendo, y requiere de mayor esfuerzo por su parte para superar alguno de estos baches.

 

¿Por qué la Navidad puede suponer un peligro en cuanto a estabilidad emocional?

Yo opino que hay muchos factores que intervienen a la hora de plantearnos esta pregunta, aparte de las circunstancias personales de cada uno de nosotros, hay una sensibilidad especial durante estas fechas que puede hacer sentirnos más vulnerables que en otros momentos del año.

Algo que es evidente es que ante los cambios en nuestra rutina, nos exponemos también a cambios psicológicos y más si nos exponemos a situaciones de estrés como puede ser la época navideña.

En nuestra sociedad, estamos acostumbrados a celebrar y entender la Navidad desde el punto de vista de la infancia. Es uno de los que más potenciamos durante estas fechas, ya que la navidad se ve como algo maravilloso, lleno de paz, de amor, de bondad, de alegría, de diversión, de vacaciones, de reencuentros, de familia, y un largo etcétera todo lleno de buenos propósitos y felicidad. Y extrapolar todos estos ideales a las personas adultas, muchas veces, nos pueden crear contradicciones.

Continuar leyendo

Superar el negativismo, ser un nuevo yo

En el artículo anterior os hablaba de cómo el hábito es una de las cuestiones fundamentales para alcanzar tus objetivos, de hecho es como el motor que siempre nos empuja hacia delante. “El hábito, lo fundamental para alcanzar tus objetivos”: http://www.snpsicologovalencia.es/blog/superacion-personal/140-el-habito-lo-fundamental-para-alcanzar-tus-objetivos.html 

Pues bien, ahora, siguiendo un poco con una de las cuestiones que traté en el artículo anterior, quiero hablaros de cómo superar el negativismo. Porque os comentaba que muchos de mis pacientes se encuentran en el día a día con la sensación de no tener suerte, de no poder alcanzar sus objetivos porque hay algo que continuamente les hace perder la motivación, o no se sienten lo suficientemente fuertes para afrontar el día y esforzarse por conseguir sus objetivos. Esta idea subjetiva de no tener suerte, atiende muchas veces a ver todo nuestro alrededor de forma negativa, a través de una manera de ser pesimista.

Tenemos que entender, que evidentemente siempre vamos a tener factores negativos en nuestra vida, pero también MUCHOS POSITIVOS. Si por las cuestiones que sean, tenemos tendencia a centrarnos sólo en los factores negativos, debemos hacer un esfuerzo por fijarnos en los positivos, y reforzarlos lo máximo posible.

Según mi opinión, hay una serie de aspectos negativos que pueden afectar a nuestra vida, y por tanto a nuestra felicidad y motivación, que debemos tener en cuenta para poder tomar consciencia e intentar eliminarlos.

Yo siempre digo que por cada cuestión negativa que encontremos en una situación, seguro que al menos podemos encontrar una o dos positivas, lo que hace que nuestra percepción sobre la situación no sea siempre en negativo.

Continuar leyendo

El hábito, lo fundamental para alcanzar tus objetivos

La motivación

Algunos de mis pacientes me dicen Sara, yo no puedo con esto, yo no tengo suerte, y veo que entre algunos de mis pacientes existe un denominador común, una conducta derrotista, que por cierto, hay que matizar que es un sentimiento irracional, de la cual no tenemos que sentirnos culpables.

Algunas de las expresiones que suelen utilizar mis pacientes son:

“Es que yo nunca voy a poder conseguirlo”, “es que todo me sale mal”. Y sin embargo ellos piensan o ven a su alrededor que hay otras personas que sí que pueden conseguirlo.

Siempre les comento a mis pacientes que una de las cuestiones más importantes a la hora de afrontar nuestros objetivos y buscar nuestros logros, es la motivación, sin embargo, la motivación no lo es todo.

¿Por qué la motivación a veces nos falla?

Es una cuestión biológica, nos puede ocurrir que un día vamos a estar cansados, no nos encontramos bien, atravesamos momentos difíciles o simplemente por cuestiones que no podemos determinar, ese día no nos apetece hacer tal cosa, o esforzarnos, en definitiva, perdemos nuestra motivación.

¿Cómo podemos llegar a nuestros objetivos si nos falla la motivación?

En nuestra sociedad, cada vez más, estamos acostumbrándonos a la falta de sufrimiento. El sufrimiento es una parte vital y necesaria de nuestra vida, que nos ayuda a superar crisis, etapas, a esforzarnos, etc. A veces, el sufrimiento no tenemos que verlo como algo negativo sino todo lo contrario. Es una manera de romper barreras y de superación de nosotros mismos.

¿Por qué os hablo del sufrimiento?

Sobre todo, a donde quiero llegar es al gran aliado del éxito. Para llegar a tener éxito en aquello que nos propongamos, además de la motivación, el gran caballo de batalla que nos conducirá hacia nuestros objetivos, en cualquier aspecto de nuestra vida, es el HÁBITO.

Continuar leyendo

¿Piensas que serías mucho más feliz si fueses más guapo, más simpático o más inteligente?

¿Eres de las personas que no se atreve a luchar por sus sueños porque piensas que son inalcanzables?

Si te has identificado con alguna de las preguntas que te he hecho, pienso que es el momento de ponerse manos a la obra y comenzar a trabajar para incrementar tu autoestima y tu seguridad. Porque aunque no lo creas… Tú no eres el problema, realmente el problema es la forma en la que te evalúas a ti mism@.

En mi consulta de la Clínica de Psicología, he detectado en los últimos años que muchos de mis pacientes sufren una baja autoestima y tienen carencias en cuanto a habilidades sociales que marcan su día a día. Por ello, he decidido implantar un taller continuo cuya finalidad es la de mejorar y desarrollar estas habilidades, así como el autoconcepto y autoestima de mis pacientes. Estamos muy contentos con los resultados porque realmente se han hecho visibles y, gracias al taller muchos de mis pacientes han mejorado notablemente su autoestima, consiguiendo importantes logros.

El problema de tener baja autoestima puede afectar a múltiples áreas de la vida de una persona, por ejemplo a su trabajo, a su círculo social en cuanto a dificultad a la hora comenzar y establecer relaciones, con su pareja, etc. Todos podemos mejorar nuestra autoestima, no hace falta que tengamos un grave problema, o pasemos por una etapa dura de nuestra vida. Siempre digo a mis pacientes que el aumento de la autoestima es un valor añadido que al trabajarlo de forma paralela, te ayudará a sentirse mejor consigo mism@, ganar en confianza y seguridad, mejorando tu vida en el día a día y tus relaciones con los demás. Además, es una de las claves de la evolución profesional, y por supuesto del éxito empresarial. Por supuesto, si en tu caso estás pasando por una crisis de pareja, una enfermedad, etc., trabajar la autoestima de forma paralela, te va a ayudar muchísimo a superar tus dificultades.

 

¿Cuándo se desarrolla la autoestima?

La autoestima se forma fundamentalmente en la infancia, es muy importante, es una cuestión un tanto freudiana, pero es cierto. La educación que damos a los niños y niñas, como educadores, padres, tíos, etc. tiene una importancia vital. Tenemos una labor muy importante como adultos porque la manera de educar, hablar y tratar a ese niño va a elaborar su autoestima. Va a conformar la forma en la que se va a relacionar con el mundo. La autoestima que nosotros como adultos poseemos, depende en primer lugar de esa imagen que los demás nos proyectaron durante nuestra infancia, y en segundo lugar, de nuestros talentos. Por ejemplo, si un niño o una niña juega bien a un deporte, si se le da bien la música, o tiene mucha motivación por hacer las cosas, es un buen estudiante, se porta bien, es una persona tranquila, lo que va a recibir probablemente sea un mensaje positivo. Sin embargo, un niño o una niña menos talentosos, hiperactivos, o más conflictivos, van a recibir un poco más de hostilidad.

Es cierto que son cuestiones muy azarosas, pero que al final de cuentas son los dos puntos fundamentales que generan la autoestima durante nuestra infancia.

A pesar de todo ello, en la edad adulta, la autoestima es algo que se puede trabajar y mucho. Y que como nos afecta en todos los aspectos de nuestra vida, conviene que tengamos una imagen de nosotros mismos equilibrada y segura.

La relación que tengamos con nuestra autoestima va a determinar el tipo de relación de pareja que podamos tener, los objetivos vitales, el trabajo al que se aspira, etc.

 

¿Cómo mejorar nuestra autoestima?

Si te estás planteando que necesitas mejorar tu autoestima o crees que puede ayudarte, yo te recomiendo que acudas a mi taller de autoestima para poder hacer un trabajo personalizado. También te voy a dar unas pautas generales que te van a servir para evolucionar. No lo dudes, ¡tú puedes, sólo tienes que creerlo!

-No esperes a sentirte completamente segur@ para hacer la cosas, porque si no, ¡nunca las harás! Lánzate, prueba, experimenta, siempre desde la cordura y la prudencia, pero no por miedo al qué dirán, a quedar en evidencia, a descubrir tus sentimientos, etc.

-Aprende de tus errores. Los errores son piedras en el camino que a veces harán que nos caigamos, y otras veces las tendremos que saltar, pero nos volveremos a levantar, y nos fijaremos mejor en ellas para conocer mejor el camino y no sólo no caer, sino incluso correr, o ir con los ojos cerrados.

El nivel de confianza que posees es el que te ha llevado en ocasiones a ir por el camino que tú querías, o por el camino por el que no querías ir pero por el que te has dejado llevar. Sobre todo en ocasiones de la vida en las que suceden hechos y acontecimientos que nos ponen las cosas más difíciles o más fáciles, y hacen que nuestras decisiones sean menos sinceras con nosotros mismos pero por circunstancias de la vida, finalmente tomamos.

Ante situaciones de mayor dificultad, si nuestro nivel de autoestima es bajo, nos dejaremos llevar y tomaremos la decisión más cómoda, y que en muchas ocasiones no es la que más deseamos, ¿crees que alguna vez te ha ocurrido esto?

La mejora de la autoestima es una faceta apasionante de la psicología, ¡descúbrela!

Sara Navarrete

Psicóloga

 

Artículos, vídeos e info que te pueden interesar:

¿Tienes falta de seguridad en ti mismo? 4 pasos para ampliarla, ¡Funciona!:

http://www.snpsicologovalencia.es/blog/superacion-personal/41-falta-de-seguridad-4-pasos-para-ampliarla.html 

La autoestima, tu gran aliada:

 

 

 

Talleres de Autoestima

Sábados de 12:00 a 13:30 o de 18:00 a 19:30

Lugar:

Centro de Psicología Clínica de Valencia

Avenida Reino de Valencia, 76 pta 13 VALENCIA

Tel. 636 162 020

Cómo elegir un buen psicólogo

En algún momento de nuestra vida, es posible que nos veamos en la tesitura de tener de elegir un profesional de la psicología, ya sea porque nosotros mismos lo necesitamos o tenemos que buscarlo para alguno de nuestros familiares o amigos. Para nuestros padres que quizás atraviesan etapas difíciles de su vida, o incluso para nuestros hijos, que en la primeras etapas de vida, necesitan la ayuda de un especialista para tratar determinadas conductas o trastornos.

Si nos enfrentamos a esta situación y debemos de elegir un psicólogo, os voy a dar una serie de consejos muy útiles sobre cómo elegir un buen psicólogo, que partiendo de mi propia experiencia, espero que os sirvan de ayuda.

En primer lugar, una de las cuestiones más importantes a la hora de elegir un buen psicólogo es informarse bien acerca de tres aspectos fundamentales, como son la FORMACIÓN, la EXPERIENCIA, y las OPINIONES DE LOS PACIENTES.

Si no conocemos a ningún psicólogo o ningún amigo o familiar nos puede recomendar alguno, y tenemos que buscar desde cero, tenemos que fijarnos en estos tres puntos, que son los más importantes a los que podemos tener acceso desde fuera.

Después de estudiar estos tres puntos, podemos entrar en materia y hacer una toma de contacto con el profesional para expresarle alguna de nuestras dudas.

LA FORMACIÓN

Yo os aconsejo que para elegir un buen psicólogo hay que informarse bien sobre la formación que tiene. Es muy importante que sea un psicólogo titulado, con una licenciatura y varios masters, que demuestran que aparte de su formación reglada, se ha esforzado y ha continuado su formación especializándose en diversas disciplinas. Hay que tener en cuenta que un profesional de la psicología tiene que hacer frente a diversas patologías, trastornos, etc. que hacen que el psicólogo tenga que tener conocimientos a la vez amplios y a la vez específicos de las materias que trata habitualmente.

Continuar leyendo

Soy Gay, ¿es mejor decirlo a mi entorno social?

Afortunadamente vivimos en una sociedad y en concreto un país en el que se ha avanzado mucho en cuestión de libertad en la orientación sexual. Sin embargo, a nivel social, aunque todas las personas tengamos los mismos derechos, todavía tenemos que pelear por la igualdad real, ya que nuestra sociedad tiene aspectos culturales que hay que superar para que todas las personas independientemente de su orientación sexual se sientan libres y no cuestionadas por los demás.
Aunque los medios de comunicación, las redes sociales, y la educación, inciden en la tolerancia e igualdad, es cierto que ciertos ámbitos de nuestra cultura a veces no son abiertamente tolerantes, y es necesario seguir luchando en este sentido.

Aunque la libertad en este sentido es un derecho, es cierto que en el día a día, por ser ya no sólo homosexual, sino también bisexual o transexual, muchas personas tienen que enfrentarse a malas caras, insultos, sentirse incomprendidos, o no aceptados por una parte de la sociedad. Bien es cierto que esta tendencia poco a poco se va revirtiendo, pero es gracias al trabajo de todas las personas que se esfuerzan para que se visibilice el problema, para que se apliquen los derechos de forma correcta, personas que se esfuerzan por construir una sociedad más libre y más justa.

Desde un ámbito psicológico, en nuestra consulta, he atendido a algunas personas que debido a su orientación sexual sufrían ciertos problemas por no ser capaces de asumirlo o por tener que enfrentarse a un entorno social intransigente, cuestión que les causaba estrés, ansiedad, trastornos de sueño, etc., y que les impedía hacer una vida normal y en libertad. En primer lugar, en estos casos, yo incido en mis pacientes en que lo primero es abordar las cuestiones que dependen de sí mismos. Porque en muchas ocasiones sí que vamos a poder transformar nuestro entorno, pero en otras ocasiones, no será posible y por ello, lo importante es que la autoestima de la persona esté fuerte y pueda hacer frente a todas las dificultades que le puedan sobrevenir.

Continuar leyendo

Carta de un paciente, Trastorno Psicótico y Ansiedad. Fármacos versus terapia

He recibido esta carta de uno de mis pacientes, y quería compartirla con vosotros porque detrás de este mensaje, hay un hombre que ha conseguido avanzar y hacer frente a sus circunstancias.

carta paciente psicologa sara navarrete valencia ansiedad

Me interesa en especial comentaros este caso porque ya no sólo ha dependido de él, el salir adelante, si no que ha sido fundamental la labor de los especialistas. ¿Por qué especialmente?

Resulta que este paciente llegó a mí con un diagnóstico erróneo. Le habían diagnosticado un trastorno psicótico y estaba tomando fármacos anti psicóticos en ese momento. Al ver que no obtenía mejoría y que incluso se encontraba mucho peor, decidió acudir a nuestra consulta de psicología clínica. Después de varias entrevistas, el estudio del diagnóstico y el trabajo colaborativo con su psiquiatra, pudimos determinar que había habido un fallo diagnóstico y que no padecía ningún trastorno psicótico. En este caso en concreto, mi paciente es una persona normal que tenía un cuadro de ansiedad y un problema muy grave con su pareja.

Por ello es tan importante hacer un buen diagnóstico siempre en colaboración con los distintos profesionales, concretamente en casos de este tipo, desde la unión de la psiquiatría y la psicología, para que el tratamiento del paciente sea el correcto en todo caso. Si este paciente no se llega a diagnosticar correctamente, a día de hoy, seguiría con un tratamiento farmacológico con medicación psicótica.

Continuar leyendo

¿Cómo superar un ataque de pánico en 10 minutos?

Un día estaba en la farmacia esperando mi turno y había una chica delante de mí que le comentó a la farmacéutica que tenía mucho dolor de estómago, que tenía una sensación como de tener el estómago cerrado, y creía que había cogido un virus o algo similar y le preguntó a la farmacéutica si le podía dar algún protector de estómago o algún medicamento de ese estilo. Entonces la farmacéutica, muy sabiamente, le comentó a la chica, y ¿si quizás lo que tienes es ansiedad? En ese momento, la chica se quedó inmóvil, muy pensativa, y daba la sensación que estaba repasando la vida que había llevado durante los últimos tres o cuatro días, y su cara era de perplejidad, porque nunca había tenido esos síntomas, ni podía relacionarlos con otra cosa que no fuera puramente física. Parecía asombrada y al mismo tiempo aliviada y preocupada, porque podía poner nombre a lo que le estaba ocurriendo, pero sin embargo, al ser la primera vez que le pasaba no sabía cómo actuar. Enseguida la farmacéutica, le dijo que no se preocupara, que de momento, no se tomara nada, que se fuera a descansar, y a que la cuidasen un poquito en casa, y que si al cabo de unas horas, seguía encontrándose mal, que acudiera al médico.

Yo también me quedé muy pensativa, porque me recordó a muchos de mis pacientes, cuando acuden a mí, después de mucho peregrinar y después de descubrir, y otros muchos casos sin descubrir, lo que les ocurre.

Estos episodios de ansiedad, en muchas ocasiones, desembocan en ataques de pánico mucho más agudos y extremos, y que son difíciles de manejar para muchas personas.

Ante todo, la calma, la tranquilidad y el hecho de saber lo que te está pasando, es lo que hace que puedas superarlo. En España, según varios estudios realizados, alrededor del 10% de la población adulta ha sufrido alguna vez un ataque de pánico o de ansiedad. Normalmente estas crisis activan un sistema de alarma extrema. Detrás de esas crisis puede haber muchos factores, muerte de un familiar, una noticia trágica, un suceso traumático, incluso puede ser el culmen de un período en el que se ha soportado mucho estrés, o se ha llevado en silencio una carga muy fuerte, etc.

Continuar leyendo