Deseo sexual. Consejos para aumentar la libido

Si llevamos un tiempo sin deseo sexual y viendo las relaciones con cierta monotonía, quizás sea el momento de romper con la rutina, o introducir pequeños cambios, todo depende de nosotros. Podemos dedicarle un tiempo a pensar qué cosas te pueden gustar, y le pueden gustar a la otra persona que nunca antes hayáis practicado o lo habéis hecho de forma esporádica, y dar una sorpresa.

Tampoco tenemos que ver la rutina como algo negativo, todo depende de cada pareja. Hay parejas para las que la rutina es algo muy importante y necesario, y sin embargo, otras parejas, necesitan hacer cambios de vez en cuando. Yo siempre aconsejo que hay que escucharse a uno mismo y a la otra persona, porque quizás nosotros estamos bien pero la otra persona tiene otras necesidades.

Tenemos que pensar que cada día, cada hora, cada minuto de nuestra vida es único y que tenemos que vivirlo con toda la intensidad que podamos disfrutando al máximo de lo que nos rodea, de nuestra pareja, avivando todos nuestros sentidos, dándole una dimensión mayor a nuestra vida, a nuestra presencia, a nuestras relaciones. Por ello, hay que ver la rutina de forma diferente, porque si lo vemos como algo negativo contra lo que hay que luchar, siempre estaremos buscando nuevas experiencias que quizás lo que denotan es que no nos estamos encontrando a nosotros mismos y siempre tenemos el deseo de buscar más allá, cuando nuestra verdad está en nuestro interior.

En algunas ocasiones mis pacientes me comentan que les da vergüenza llevar a cabo determinadas prácticas o que se sienten inseguros o inseguras y que por eso no se atreven a dar el paso. Es una cuestión muy personal e íntima y hay que estar decidido y seguro a la hora de hacerlo para poder disfrutarlo con tu pareja.

Si este es tu caso, que te gustaría hacer algunas cosas pero te da vergüenza, yo te aconsejo que vayas poco a poco. Cómprate ropa interior un poco picante pero que te guste y te motive ante todo. Y otro día, pruebas otra cosa, como puede ser un disfraz, una máscara, elementos eróticos, todo progresivamente, para que te vayas acostumbrando, y también viendo lo que mejor funciona.

Como os decía, todo esto está muy bien, pero son cosas superficiales, al fin y al cabo, nuestro deseo, y el amor que tenemos por nosotros mismos y por la otra persona es lo que más nos tiene que motivar a hora de tener relaciones sexuales. En los momentos en los que nos encontremos bajos de ánimo, tenemos que ver más allá, y pensar acerca de lo que nos puede estar ocurriendo. Quizás problemas familiares, preocupaciones, estrés en el trabajo, sobrecarga, etc., Todas estas cuestiones pueden desembocar en depresión, ansiedad, angustia, y estos trastornos a su vez, afectar a nuestra vida sexual. Así que ante todo, tenemos que reflexionar y si determinamos que no nos encontramos en nuestro mejor momento, es cuando estos pequeños estímulos exteriores, pueden hacernos revertir la situación.

Otro consejo que funciona muy bien, es organizar una cena romántica sorpresa. Y para esto, además de que la comida esté buena y sea un menú diferente del que normalmente tomáis, también es igual de importante, el ambiente, el vestuario, la luz, la música, los olores,etc. Acompaña la velada con música que os guste a ambos, con una luz ténue, y un ambiente distendido. Activa todos los sentidos, despierta vuestra sensibilidades, que a veces, las tenemos atrofiadas de tanto ordenador, redes sociales y estrés. Si prefieres cenar por ahí, cuida también cada detalle, y elige un restaurante íntimo, en el que también puedes darle una sorpresa a tu pareja. Puedes acordar con el restaurante que en el momento del postre saquen algo especial, o un regalo para tu pareja, o un regalo para ambos para abrirlo en la intimidad.

Las sorpresas por lo general, son un buen aliado para aumentar el deseo sexual, ya que generan felicidad súbita y propician estados de amor y gratitud.

Otro de los consejos muy beneficiosos para mejorar vuestra libido es hacer ejercicio. Practicar ejercicio hace que segregemos endorfinas, que cómo ya os he comentado otras veces, son unas hormonas que nos aportan felicidad y satisfacción y mejoran nuestro estado de ánimo de manera sobresaliente. Algunos estudios internacionales apuntan que concretamente practicar yoga aumenta el deseo sexual.

En el caso de las mujeres, tonificar la musculatura pélvica, hacer ejercicios como los de Kegel o Pilates ayudan a tomar consciencia de la zona, estimulan toda el área pélvica y favorecen el flujo sanguíneo, lo que también propicia el aumento del deseo sexual.

Al hilo de las endorfinas, muchos estudios también demuestran que tomar el sol, al segregar endorfinas, puede ayudar a aumentar el deseo sexual. Así que si además de tomar el sol, aprovechamos este otoño a hacer ejercicio al aire libre, los beneficios serán todavía mayores.

Si necesitas despejar más dudas, o que te prepare un plan personalizado, no dudes en contacto conmigo.

Un saludo,

Sara Navarrete

Psicóloga

 

Algunas fuentes consultadas:

https://www.abc.es/familia/parejas/abci-varias-formas-aumentar-deseo-sexual-mujeres-201804112110_noticia.html 

http://www.objetivobienestar.com/15-trucos-para-aumentar-vuestro-deseo-sexual_12013_102.html