Gente tóxica

Últimamente vengo escuchando este término que se utiliza con mayor asiduidad en los medios de comunicación y en las conversaciones de nuestras casas y reuniones. Parece que se ha puesto de moda, utilizar el término “tóxico” y derivados, para denominar a ciertas personas y relaciones, que tienen una influencia negativa sobre nosotros, nuestros hijos, nuestros amigos, etc. Se escucha mucho referido a relaciones de pareja como “relación tóxica” cuando uno de los miembros influye negativamente sobre el otro. También se aplica a la persona en sí, como “ persona tóxica” o “gente tóxica”. Son términos que se utilizan mucho actualmente entre los jóvenes, se han puesto de moda y forman parte del vocabulario de la actualidad.

También me he dado cuenta que siempre se utiliza en tercera persona, hablando de los demás, y con la intención de alejarse lo máximo posible de una persona tóxica, como si tuviera la lepra. Como incluso si no tuvieran derecho a pertenecer a nuestra sociedad. Hoy yo quiero hablaros desde otro punto de vista, y aunque sí que es cierto que hay que ser consciente cuando estamos ante una persona de este tipo, también tenemos que darle una oportunidad de cambio, y tengo que tratar este artículo desde el enfoque de la persona tóxica, para darle la oportunidad de cambiar.

¿Qué es la gente tóxica en realidad? ¿A qué nos estamos refiriendo cuando hablamos de persona tóxica?

En primer lugar, hay algo que comparten todas las personas tóxicas, y es que aunque de manera inconsciente en la mayoría de los casos, disfrutan sembrando negatividad a su paso. Utilizan su poder para menospreciar a sus víctimas, y así aliviar sus frustraciones o infelicidad vital.

Esto ocurre en el caso de relaciones de padres a hijos, en la caso de parejas, en relaciones de amigos, en el caso de relaciones laborales, en los deportes, etc., en fin en cualquiera de las facetas de nuestra vida, podemos encontrarnos con una persona tóxica.

En el caso de padres e hijos, en muchas ocasiones he visto cómo el comportamiento tóxico de uno de los padres hacia sus hijos, en cierta medida venía heredado del comportamiento de los padres del progenitor, o sea, de los abuelos, o de uno de los abuelos. Por lo tanto, en muchas ocasiones, las personas tóxicas, tienen detrás una herencia de la que les resulta difícil desprenderse, y las frustraciones de los abuelos, pasan a los hijos y de los hijos a los hijos, etc. Son como miedos interiores que se maman desde pequeños y que hacen que las personas sean tiranas y desconsideradas con su círculo más cercano.

En otras ocasiones, también os puedo comentar casos en los que he tratado a pacientes con circunstancias muy difíciles a su alrededor, con contextos de violencia, discriminación, en los que la persona no ha sabido desarrollarse de una manera sana, y finalmente se convierte en alguien tóxico para los demás.

Una persona tóxica es egoísta, desconsiderada, te hace sentir mal, y a veces lo hace de forma tan sutil que poco a poco va atrapándote, sin que te des cuenta, y descarga todas sus frustraciones sobre ti, infravalorándote y eliminando tu autonomía. Te puede convertir en una persona dependiente.

Una persona tóxica es una persona que no te respeta, que no fortalece tu autoestima, sino todo lo contrario, y que crea grandes inseguridades para ella poder sobresalir y destacar. En el caso de parejas, es uno de los temas que suelo tratar en mi consulta, por lo general, le ocurre en mayor medida a hombres y mujeres de mediana edad que llevan tiempo con sus parejas, y que después de varios años de convivencia, su entorno próximo se alerta porque esa persona ha cambiado su carácter, es menos independiente, se le ve sumisa, etc. También ocurre que la víctima, llega a una etapa de maduración personal en la que se da cuenta de que la están manipulando, y en estos casos, es ella misma quien decide dar el paso de la separación y/o de la terapia.

¿Puede cambiar una persona tóxica?

Por mi experiencia os diré que es posible, pero también es duro. Ya que en primer lugar, para poder cambiar, hay que ser consciente de que se está teniendo un problema, y hay que tener mucha fuerza de voluntad para seguir unas pautas establecidas, analizar nuestro comportamientos, escuchar a los demás y sobre todo, dejar de contaminar negativamente a las personas que se tiene cerca.

Si la persona se da cuenta del daño que está haciendo y se propone cambiar, todo es posible. Es cierto que va a tener una lucha interior muy fuerte pero por suerte nos tiene a los profesionales, para poder guiarle de la mejor manera posible. Ante todo hay que tratar las frustraciones, inseguridades, y el entorno próximo.

Cuando una persona que descarga sus frustraciones sobre sus hijos o pareja desde hace muchos años, tiene un punto de inflexión y decide cambiar, hay una inercia en su comportamiento anterior que seguirá funcionando y por lo tanto, los cambios reales se verán a medio y largo plazo. Por ello, es muy importante que su entorno le apoye, y en cierta medida, le entienda, aunque siempre con la vista puesta en que la persona mantenga los límites del respeto a los demás.

5 Maneras de que no te afecte una persona tóxica

-No te pongas al mismo nivel que ella. Si intenta hechar por tierra un encuentro entre amigos, diciéndole de todo a su pareja delante de todos, ignórala.

-Si te ha faltado el respeto, mantén el control de tus emociones, normalmente en ese momento una persona tóxica, lo que busca es bronca, si no la tiene, no se crecerá.

-Mantén una distancia emocional. Así no premias su comportamiento.

-Siente compasión, siempre dentro de unos límites. Seguro que su vida no ha sido de color de rosa, o tiene una herencia que ella misma no puede controlar. Sin embargo, todo ello no justifica su comportamiento, cada uno somos dueños de nosotros mismos.

-Si has intentado ayudarle pero ves que no es posible, y la relación te hace más daño que bien, corta por lo sano.

 

Si eres tú la que ha sido víctima de una persona tóxica durante largo tiempo, no te preocupes, recupera tu vida, yo sólo te ayudaré a que lo consigas. Para cualquier consulta, aquí estoy, estaré encantada de contestarte.

Sara Navarrete

Psicóloga

 

https://elpais.com/elpais/2016/06/12/laboratorio_de_felicidad/1465751153_146575.html 

http://www.elperiodico.com/es/opinion/20141014/gente-toxica-3599905 

https://lamenteesmaravillosa.com/maneras-inteligentes-frente-la-gente-toxica/