Separaciones con hijos y la tarea del psicólogo jurídico y forense

El próximo 1 de Noviembre da comienzo el XI Congreso Internacional de Psicología Jurídica y Forense en el Palacio de Congresos de Granada. En mi opinion, es una fecha muy señalada para la comunidad de psicología ya que este congreso tiene una gran importancia dentro sobre todo del ámbito de la psicología jurídica y forense.

Está organizado por la Sociedad Española de Psicología Jurídica y Forense (SEPJF), y su mayor objetivo es desarrollar la formación en psicología jurídica y forense creando más herramientas, fiables y válidas, que avalen las competencias e independencia profesional.

Año tras año, gracias a mi asistencia a este congreso, he visto cómo en él exponen los mejores investigadores, psicólogos, operadores jurídicos, y académicos de nuestro panorama nacional y por ello es una de las citas más importantes en el calendario de los psicólogos jurídicos y forenses, como es mi caso.

Pienso que asistir a este tipo de congresos es vital para la carrera y desarrollo de un psicólogo jurídico, en mi caso particular, mi asistencia a este congreso es para mí una de las obligaciones que con más gusto realizo a lo largo de año. En él exponen sus investigaciones más de 150 ponentes y alrededor de 300 comunicantes, haciendo que el congreso sea una fuente de conocimientos, metodologías, ideas y motivación que después aplicamos en nuestro trabajo día a día.

¿Porqué es tan importante para un buen psicólogo jurídico acudir a este tipo de congresos?

Ante todo el hecho de estar actualizado con las nuevas metodologías que se desarrollan a nivel internacional es uno de los objetivos primordiales que yo considero a la hora de asistir a este congreso en concreto.

En la psicología jurídica y forense son muy importantes los informes periciales, por ejemplo en el caso de la guarda y custodia de menores, por lo que la metodología aplicable a dichos informes ha de ser muy rigurosa y basada en el conocimiento científico y los procedimientos contrastables y fiables que nos aporta la comunidad científica.

Continuar leyendo

Deseo sexual. Consejos para aumentar la libido

Si llevamos un tiempo sin deseo sexual y viendo las relaciones con cierta monotonía, quizás sea el momento de romper con la rutina, o introducir pequeños cambios, todo depende de nosotros. Podemos dedicarle un tiempo a pensar qué cosas te pueden gustar, y le pueden gustar a la otra persona que nunca antes hayáis practicado o lo habéis hecho de forma esporádica, y dar una sorpresa.

Tampoco tenemos que ver la rutina como algo negativo, todo depende de cada pareja. Hay parejas para las que la rutina es algo muy importante y necesario, y sin embargo, otras parejas, necesitan hacer cambios de vez en cuando. Yo siempre aconsejo que hay que escucharse a uno mismo y a la otra persona, porque quizás nosotros estamos bien pero la otra persona tiene otras necesidades.

Tenemos que pensar que cada día, cada hora, cada minuto de nuestra vida es único y que tenemos que vivirlo con toda la intensidad que podamos disfrutando al máximo de lo que nos rodea, de nuestra pareja, avivando todos nuestros sentidos, dándole una dimensión mayor a nuestra vida, a nuestra presencia, a nuestras relaciones. Por ello, hay que ver la rutina de forma diferente, porque si lo vemos como algo negativo contra lo que hay que luchar, siempre estaremos buscando nuevas experiencias que quizás lo que denotan es que no nos estamos encontrando a nosotros mismos y siempre tenemos el deseo de buscar más allá, cuando nuestra verdad está en nuestro interior.

Continuar leyendo

¿Cuanto se tarda en superar una infidelidad?

Cuando una pareja o un miembro de una pareja acude a mí después de una infidelidad, una de las preguntas que más se plantean, y que tienen necesidad de saber es ¿cuánto tiempo voy o vamos a tardar en superar esto?

Es lógico hacerse esta pregunta nada más estalla el volcán ante el conocimiento o descubrimiento de la infidelidad. Es tan grande el dolor, la desconfianza, la rabia, el sufrimiento, y por otro lado, la culpabilidad, la vergüenza, el dolor, la depresión, etc., que queremos saber a ciencia cierta cuánto va a durar este inmenso dolor.

Ante todo, lo primero que contesto a mis pacientes es que como todo sufrimiento, va ha pasar por varias etapas, a través de las cuales, el dolor va remitiendo hasta desaparecer. Ese dolor enfermizo y constante remite progresivamente, y deja paso al pensamiento, a la superación del recuerdo. El camino es duro, pero lo bueno que tenemos que saber es que tenemos que transitarlo, pasar por todos sus estadios de manera irremediable, de forma que consigamos salir, no hay atajos posibles. ¿El tiempo? Dios lo da…podría decirse…

La duración de la etapa de sufrimiento puede durar varios meses. La superación total de la infidelidad, va a depender de muchos factores. Os puedo decir que si elegimos el camino difícil pero el más satisfactorio y comprometido al final, o sea, seguir con la relación e igual de importante, que ambos estén firmemente seguros de continuar, escucharse y querer superarlo, nuestro camino a pesar del dolor, va a ser finalmente reconfortante. El apoyo,la comprensión y el perdón que os deis el uno al otro, es primordial para la superación. Cuanto más apoyo, más diálogo, más entendimiento y maduración por ambas partes, más fácil será el proceso, y no sólo eso, sino que además saldréis fuertemente reforzados como pareja.

Continuar leyendo

Cómo dejar a tu pareja sin hacerle daño

Este es uno de los temas más difíciles a los que se puede enfrentar una pareja, y en concreto, para la persona que toma la decisión, es una situación muy estresante y angustiosa. Siempre recomiendo a mis pacientes que ante la duda, intenten dialogar con sus parejas, hablar de sus sentimientos e intentar encauzar la relación, pero sin embargo, si la persona ha meditado mucho, lo tiene muy claro y quiere finalizar la relación, por honestidad, por salud y por buena voluntad, hay que hacerlo cuanto antes.

Ahora bien, no todo vale, hay que hacerlo bien y dedicarle el tiempo y el esfuerzo que la relación y la otra persona se merecen.

Si tienes claro que no quieres continuar la relación porque te has desenamorado, porque no sientes lo mismo que antes, quizás porque ves que la relación no tiene futuro, porque quizás vivís en lugares distintos y no podéis cambiar, porque no compartís los mismos planes de futuro, o incluso quizás has conocido a alguien con quien te estás ilusionando y puede ir más allá de una amistad, etc. Si por alguna de estas cuestiones o las que sean, estás completamente segur@ que no quieres continuar la relación, lo mejor es que reflexiones y dediques un tiempo para apuntar tus reflexiones, sobre todo, los aspectos positivos que han surgido de la relación, los aspectos positivos de la otra persona, y los aspectos positivos de un nuevo futuro. Esto te ayudará a encaminar la difícil conversación que tienes que afrontar para romper con tu pareja. Si quieres causarle el menor daño posible, siempre tenemos que acometer este tipo de situaciones desde el positivismo.

El cuaderno de notas

Intenta anotar en tu cuaderno todo lo positivo que te ha dado la relación, y dejar a un lado los reproches. No intentes justificar tu ruptura por los errores de la otra persona. En este momento tan delicado, no sirven de nada, incluso son contraproducentes porque pueden desencadenar la ira. Anota tus sentimientos, habla de lo que te ocurre a ti, para que la otra persona te pueda entender pero sin echar las culpas, sino de cómo han ido cambiando los sentimientos, o si tienes angustia, o si ya no te apetece hacer determinadas cosas, y sin embargo te apetece hacer otras, etc.

Continuar leyendo

Cómo vencer la monotonía en la pareja

La sombra de la monotonía es algo que siempre preocupa a las parejas que ya llevan unos años y que tienen unas rutinas y un día a día marcado por lo establecido. Como psicóloga, os digo que es algo completamente normal que preocupe y que incluso se instale en la vida de una pareja. Es normal porque a medida que vamos madurando y formando una familia, las obligaciones laborales y familiares nos abocan a dar más prioridad al resto de cosas y nos acomodamos pensando que la pareja siempre va a estar fuerte, unida y estable sin dedicarle tiempo y esfuerzo. Y claro, es no es cierto. Tenemos que dedicarle tiempo y esfuerzo, no sólo por la idea de pareja, si no porque al final, de lo que se trata es de prestarse atención a uno mismo y a la otra persona, con la que compartes tu vida, y mostrarle que la quieres.

A medida que nos vamos conociendo, también conocemos los silencios, y creemos conocer los pensamientos del otro, su carácter, en definitiva, vemos a la persona predecible porque en nuestra mente creamos un patrón de comportamiento de ella. Sin embargo, tenemos que entender que somos personas que maduran, cambian, evolucionan, al igual que nuestro entorno y sociedad, por lo que a veces, aunque pensemos que estamos viviendo en el día de la marmota, no es así, es todo lo contrario, estamos en constante evolución. Hay personas a las que por su carácter, su inmovilismo, su actitud ante la vida, les dan miedo los cambios y se aferran a su rutina, obviando las pequeñas diferencias diarias, quedando anclados en su pasado. Sólo tenemos que salir al exterior, movernos, hacer actividades, buscar retos, etc., para que nosotros mismos no nos convirtamos en algo estanco y por tanto lo extrapolemos también a nuestra vida de pareja.

Continuar leyendo

¿Se puede olvidar o perdonar una infidelidad?

¿¿¿¿Se puede????

Seré clara y directa: La respuesta está en tu interior…

Por poder, por supuesto que se puede perdonar, si verdaderamente es lo que quieres.
No obstante, te voy a exponer una serie de cuestiones, para que medites y tomes la decisión correcta, y sobre todo, que afrontes y asumas tu decisión.

Es uno de los temas más complicados a los que me enfrento en mi consulta. Es un tema muy doloroso, muy controvertido, y que requiere mucha fortaleza y entereza.

Ya no es sólo decidir qué hacer sino cómo hacerlo. En muchas ocasiones las parejas han decidido darse otra oportunidad pero no saben cómo hacerlo o han llegado a un punto que no saben cómo encaminar la relación y es cuando mi tarea es crucial.

También se tiene que diferenciar entre infidelidades e infidelidades, hay muchas circunstancias que hacen que una no sea igual a otra, y esas circunstancias influyen notablemente en la decisión y la evolución de la pareja.

Hay personas que aunque se lo propongan, no son capaces de perdonar, por cuestiones culturales y sociales, es como si se enfrentaran a Goliart y no son capaces de afrontarlo. Cada uno somos un mundo. Así que hay que marcar claramente las estrategias, los límites, y el camino en definitiva, para poder no sólo tomar la decisión de perdonar, sino también poder llevarla a cabo.

¿Y olvidar? Olvidar es muy difícil, por no decir imposible, pero lo que consigue el perdón y la superación es que el recuerdo no sea doloroso. Recordaremos desde la distancia, y si lo hemos superado, ya no nos dará un vuelco el corazón al pensarlo, al contrario, quizás podremos recordarlo como el inicio de una nueva etapa sin la cual, la relación quizás habría naufragado.

Continuar leyendo

Como afrontar una separación cuando aún se ama

Cuando uno de mis pacientes ha acudido a mi consulta en esta situación ha sido muy duro para él/ella superar definitivamente la ruptura. Normalmente, la persona que toma la iniciativa de la ruptura en estos casos, es el otro miembro de la pareja. En algunos de los casos que he tratado, la decisión además se toma deliberadamente por parte de la otra persona, es decir, lo tenía pensado desde hace mucho tiempo y en un momento dado, da el paso para hacerla realidad. Es una de las situaciones más dolorosas para el miembro de la pareja que no espera para nada el planteamiento de la ruptura.

Hay parejas que son muy distintas entre sí, tienen gustos distintos, orígenes distintos, pero comparten su esencia, la manera de ver la vida, de crear un proyecto en común, a veces es incluso difícil de comprender porque escapa al análisis, o a la conceptualización, pero es un motor que mueve la relación y está por encima de todo lo demás. Una relación funciona o no funciona. Pasado el tiempo, aparecen otros aspectos muy importantes a la hora de que una relación sea estable como son la comunicación y la confianza. No me cansaré de repetirlo, sin comunicación, no hay relación, es de suma importancia y en muchos casos, es por dónde comienza a aparecer la pequeña grieta que finalmente se convierte en brecha irreparable por dónde se rompe la relación.

¿Se puede seguir amando a una persona que no te quiere?

Es complicado de responder, muchas veces, ya no sólo cuenta el amor, sino que aparecen otras cuestiones como la dependencia a la otra persona, la rutina, el miedo al cambio, la ruptura de ideales, los hijos, etc.

Continuar leyendo

¿Cómo interpreto que mi pareja no sea cariñoso/a conmigo?

Es curioso cómo en ocasiones se repiten los patrones de comportamiento en parejas que trato en mi consulta. Esto no quiere decir que nos comportemos igual unos y los otros, por supuesto que cada persona y cada pareja tiene dinámicas distintas, pero en este caso, sí que normalmente observo muchos paralelismos entre parejas que se enfrentan a esta problemática.

Normalmente lo que ocurre es que hay un miembro de la pareja, ya sea hombre o mujer que es poco expresivo mostrando sus sentimientos, y el otro miembro de la pareja es más cariñoso y efusivo. La problemática aparece cuándo la persona que es más efusiva considera que la otra persona es demasiado fría y quiere que la otra persona exteriorice y demuestre más sus sentimientos.

Ya no es una cuestión sólo de la persona que es menos expresiva, sino también de la persona más cariñosa y de su nivel de exigencia, comprensión y necesidades. Una pareja es una cuestión de dos, y va a depender de la compatibilidad, comprensión y voluntad de las dos personas. Muchas veces se cae en el error de cargar con la culpa a la persona inexpresiva y agravar todavía más el problema, cuando hay que analizar detenidamente las necesidades de cada uno e intentar hacer un esfuerzo por las dos partes.

Continuar leyendo

Consejos para sobrevivir a una relación a distancia

Estamos en la vuelta de las vacaciones, de un verano, que seguro que hemos aprovechado a tope en la medida de lo posible, según el trabajo y las obligaciones nos hayan permitido.

El verano es una época en la que nos sentimos más relajados de lo normal, más predispuestos a nuevas experiencias, es un período muy propicio para las relaciones sentimentales, ya sean esporádicas o aquellas que supongan el comienzo de una pareja nueva. Es cierto que muchas de ellas, se quedan en “amor de verano” porque se dan en circunstancias muy concretas que son difíciles de repetir a lo largo del año, y que impiden que las relaciones proliferen más allá de la época estival.

Durante el verano, muchas personas viajan a conocer otros lugares, y por consiguiente otras personas. Algunos viajan realmente lejos, y otros lo hacen a nivel nacional, hacia las zonas turísticas, destinos de playa, etc. Cuando pasadas las vacaciones, volvemos a nuestro lugar de origen, es cuando tendremos que reflexionar y valorar el peso de la relación.

También se dan otras circunstancias por las cuales las parejas se ven abocadas a una relación a distancia, y esto ocurre fundamentalmente por una cuestión económica y profesional. Actualmente en nuestro país, tenemos una situación económica y laboral delicada con pocas oportunidades de trabajo dependiendo del sector, lo que hace que muchas parejas estén separadas porque uno trabaja aquí y el otro trabaja allá, siendo difícil cambiar de ciudad manteniendo el mismo tipo de trabajo. Esto hace que muchas parejas lleven separadas muchos años, sin tener muchas posibilidades de cambio, a no ser que se planteen un cambio en su situación laboral.

Continuar leyendo

Gente tóxica

Últimamente vengo escuchando este término que se utiliza con mayor asiduidad en los medios de comunicación y en las conversaciones de nuestras casas y reuniones. Parece que se ha puesto de moda, utilizar el término “tóxico” y derivados, para denominar a ciertas personas y relaciones, que tienen una influencia negativa sobre nosotros, nuestros hijos, nuestros amigos, etc. Se escucha mucho referido a relaciones de pareja como “relación tóxica” cuando uno de los miembros influye negativamente sobre el otro. También se aplica a la persona en sí, como “ persona tóxica” o “gente tóxica”. Son términos que se utilizan mucho actualmente entre los jóvenes, se han puesto de moda y forman parte del vocabulario de la actualidad.

También me he dado cuenta que siempre se utiliza en tercera persona, hablando de los demás, y con la intención de alejarse lo máximo posible de una persona tóxica, como si tuviera la lepra. Como incluso si no tuvieran derecho a pertenecer a nuestra sociedad. Hoy yo quiero hablaros desde otro punto de vista, y aunque sí que es cierto que hay que ser consciente cuando estamos ante una persona de este tipo, también tenemos que darle una oportunidad de cambio, y tengo que tratar este artículo desde el enfoque de la persona tóxica, para darle la oportunidad de cambiar.

¿Qué es la gente tóxica en realidad? ¿A qué nos estamos refiriendo cuando hablamos de persona tóxica?

En primer lugar, hay algo que comparten todas las personas tóxicas, y es que aunque de manera inconsciente en la mayoría de los casos, disfrutan sembrando negatividad a su paso. Utilizan su poder para menospreciar a sus víctimas, y así aliviar sus frustraciones o infelicidad vital.

Esto ocurre en el caso de relaciones de padres a hijos, en la caso de parejas, en relaciones de amigos, en el caso de relaciones laborales, en los deportes, etc., en fin en cualquiera de las facetas de nuestra vida, podemos encontrarnos con una persona tóxica.

Continuar leyendo