El sexto sentido de una madre

¿Existe realmente el sexto sentido? Muchos científicos coinciden en que el sexto sentido no existe, sin embargo es algo que muchos de nosotros hemos vivido directamente en nuestra realidad más cercana, ¿cómo creer entonces que no existe? Lo hemos visto desde pequeños con nuestra propia madre y ahora vemos que nos ocurre algo similar siendo nosotras las madres, o viéndolo en nuestra pareja, si somos papás.

No hay evidencias científicas ciertamente, pero entonces ¿a qué nos enfrentamos cuando hablamos de sexto sentido? Muchos expertos coinciden en reconocer el llamado sexto sentido como el sentido de la intuición. Concretamente se identifica con la capacidad de captar determinadas impresiones a través de los cinco sentidos y transformarlas en sensaciones que pueden guiar nuestra vida.

Sea sexto sentido o intuición, lo que no van a poder cuestionar los expertos es que muchas mujeres, siendo madres poseen una capacidad superior al resto para prever situaciones relacionadas con sus hijos. Quizás no sea intuición, ni sexto sentido, ni nada extraordinario, y simplemente sea un conocimiento del hijo tal que podemos prever sus sentimientos, pensamientos, actos, etc.

Al fin y al cabo, un hijo es una parte de nosotros mismos, espiritual, cultural, psíquica y físicamente, así que no es descabellado pensar que podemos anticipar lo que va a ocurrir, gracias al conocimiento de nuestros propios mecanismos, de nuestros pensamientos, la sabiduría de la experiencia, el paso por las distintas etapas de nuestra vida, etc., todo aquello por lo que nosotros hemos pasado, y ahora pasa nuestro hijo. Es cierto que algunos padres no desarrollan esta capacidad como lo desarrollan las madres, esto....ya lo dejamos a la ciencia.

En la sociedad de la información en la que vivimos, que no damos un paso adelante sin habernos informado, documentado, buscado referencias, ejemplos, etc., parece que no damos importancia a algo que nos ha acompañado a lo largo de la historia de la vida, la intuición. Muchos de los descubrimientos de nuestra era, han ocurrido gracias a la intuición, antes de la ciencia, siempre ha habido intuición.

¿De qué nos sirve a las madres el sexto sentido?

Potencia tu capacidad para averiguar qué problemáticas tiene tu hijo, obsérvalo, date un tiempo para reflexionar acerca de su comportamiento, escúchalo, y déjate asesorar por esa vocecilla interior que te dice cuándo hay algo que mejorar. ¡No reprimas tus instintos! Al contrario, lucha contra la excesiva cultura de datos, conecta con tu ser primitivo y escúchate.

Sara Navarrete Psicóloga