Cómo demostrarle a tu madre (y a tu padre) que les quieres

Ahora precisamente que acabamos de celebrar el día de la madre, me gustaría hablaros de cómo demostrarle a una madre lo que le quieres más allá de regalarle un perfume o un ramo de flores en el día de la madre.

Ante todo, me gustaría señalar que a pesar de que comienzo hablando de la figura de la madre, ya que acabamos de celebrar su día, por supuesto a la hora de demostrar nuestros sentimientos hacia nuestros padres, no tendría que haber diferencias si lo hacemos hacia nuestra madre o hacia nuestro padre.

Ultimamente hay mucha sensibilidad social con la cuestión de género e igualdad, y al mismo tiempo que requerimos para las mujeres más atención y visibilidad en algunas cuestiones, también pienso que en muchas otras, tenemos que pedir lo mismo para los hombres. Con esto me refiero a que en cuestión de demostrar sentimientos, parece que las madres deban recibir más atención o debamos demostrar más nuestros sentimientos hacia ellas, cuando los padres han de requerirnos las mismas atenciones.

Los días previos al día de la madre, los medios se plagan de publicidad de perfumes, envío de flores, regalos, campañas de grandes marcas, etc., todo con el fin de aprovechar el día de la madre para vender productos. En muchas ocasiones un regalo es una bonita forma de agradecer lo mucho que la otra persona hace por nosotros, pero pasado el día de la madre y el frenesí consumidor, quedan 364 días para seguir demostrando nuestros sentimientos, y además de un regalo, se pueden hacer muchas otras cosas.

Ante todo, y como me gusta recordar a mis pacientes, tenemos el hecho de que el amor ya sea hacia tu pareja, tus padres, tus hijos, tus amigos, etc., es una de las fuerzas más importantes de nuestra sociedad y lo que nos hace seguir viviendo y avanzando e intentando ser mejores personas cada día.

Desde el punto de vista de la psicología, el amor es lo que nos mantiene con una salud mental plena, es lo que serena nuestra mente, lo que nos da estabilidad y felicidad.

Por ello es tan importante cultivarlo, y más hoy en día, ya que a veces nos olvidamos de que es una de las cuestiones más importantes de nuestra vida. Como profesional de la psicología, veo en mis pacientes que si cuentan con un gran apoyo moral, son capaces de superar y normalizar situaciones y cuestiones que de otro modo serían muy costosas de afrontar.

¿A que te gusta sentir amor, sentirte querid@ y comprendid@? Verdad que sí? A todos nos ocurre lo mismo, por ello, hay que demostrarlo también a esas personas que tú quieres.

Maneras de demostrar nuestro amor a nuestra madre y a nuestro padre:

- Lo más valioso que tienes en tu vida, es tu tiempo, así que si lo dedicas a las personas que más quieres y te preocupas por ellas, sabrán que los quieres. Si piensas que dedicas poco tiempo a tus padres, puedes visitarlos más, ayudarles a hacer cosas que ahora les cuestan más esfuerzo hacer. También puedes llamarles más a menudo, escribirles cartas en caso de que no sean muy diestros con las tecnologías, mandarles fotos, o hacer video-conferencias si sí lo son. Compartir experiencias con ellos, como un paseo, una comida, organizar una reunión familiar, etc. Todo aquello que a ti te gustaría que hicieran por ti, también tú puedes hacerlo por ellos.

- Decir “te quiero”. A veces estas dos palabras nos cuestan horrores, ya sea porque nos da vergüenza, no encontramos el momento, creemos que es de sobra sabido y no es necesario decirlo, o en muchas ocasiones por el miedo a emocionarse y profundizar en los sentimientos y quizás también en el dolor. De vez en cuando, hay que hacer el esfuerzo y decirlas, nos aliviarán, nos darán alegría, nos conmoverán a ambas partes y además nos unirán más con nuestros padres. En muchas ocasiones, la puertecita de los sentimientos más íntimos del corazón la tenemos cerrada porque nos duele. Ya sea por la muerte de un ser querido, por el miedo al existencialismo, por miedo a que afloren otros miedos, etc. En fin, como veis hay muchos miedos detrás, que sólo superaremos si los afrontamos. Por ello, expresarnos, hablar, demostrar es tan importante para nosotros y para los demás.

- Ser más comprensivos. Nuestros padres no son nosotros. Ni nosotros somos nuestros padres. En muchas ocasiones, nuestra madre o nuestro padre quiere darnos consejos vitales que quizás a nosotros no nos sirven o no sabemos ver la utilidad, pero su intención es siempre buena, es siempre desear lo mejor para nosotros en la mayoría de los casos. Por ello, con el tiempo tenemos que ser más comprensivos, más empáticos e intentar entender lo que nuestros padres nos quieren transmitir. En mi consulta también atiendo conflictos familiares y en muchas ocasiones tienen su origen en fuertes caracteres y en la falta de empatía, haciendo que las relaciones entre padres e hijos se desgasten muchísimo.

-El contacto físico. Llamarse, escribirse o mandarse un whatsapp está muy bien, pero hay que verse, y más con una madre o un padre. Son personas que para nosotros representan la idea de casa, de origen, y cada cierto tiempo, según las necesidades y circunstancias de cada uno de nosotros, tenemos que volver a ellos. De manera física, sentir el hogar, tener contacto con la persona que te dió la vida es una de las cosas más reconfortantes que puede haber. Abrazarse, besarse, tocarse.

Espero que estos consejos os ayuden a demostrar más y mejor vuestros sentimientos hacia vuestros padres, y mejoren vuestras vidas.

Un saludo,

Sara Navarrete

Psicóloga

 

Algunas fuentes consultadas:

https://lamenteesmaravillosa.com/10-maneras-de-dar-amor-para-que-lo-sientan/