INCONSCIENTE Y ARQUETIPOS ¿Cómo influyen al subir al escenario y cómo trabajarlo?

Hoy voy a hablaros de cómo hacer consciente aspectos que pueden influirte en el rendimiento y actitud escénica. Para ello, un primer paso es comenzar a entender los siguientes conceptos; el arquetipo y el inconsciente.

La palabra Arquetipo remite a un constructo propuesto por Carl Gustav Jung para explicar las «imágenes arquetípicas», es decir, todas aquellas imágenes y símbolos que correlacionan con especial similitud motivos universales. Y que hace que todas las personas en todos los lugares del mundo nos comportemos de una determinada manera ante una determinada situación. Por ejemplo, para que lo comprendáis de forma sencilla: si os digo la palabra "Madre", es probable que  a todas y todos  se nos presente una lista de adjetivos; así como un determinado patrón de conducta asociados a esta palabra.  

Como bailarina te interesa conocer el arquetipo Afrodita, que en la mitología griega, era la diosa del amor y la sensualidad. A través del patriarcado ha comenzado a existir una represión del arquetipo de Afrodita, lo que ha supuesto una desvalorización de la sensualidad de la mujer.

Posiblemente como bailarina,  en el aula y a través de la danza, hayas sentido fluir la sensualidad, la aceptación de tu cuerpo  y el amor hacia tu propio ser. Sin embargo muchas veces en el momento de subir al escenario, es posible que te hayas sentido bloqueada y toda esta sensualidad y “estado de flow” haya desparecido.  Los nervios influyen, pero hay algo más. Sigue leyendo y te lo explico!

 Para poder trabajar el arquetipo, primero tenemos que saber donde se aloja.  Los arquetipos en muchas ocasiones se alojan  en el inconsciente.

ddanza psicologia valencia sara navarrreteEl término inconsciente se utiliza como adjetivo para calificar el conjunto de comportamientos que un sujeto desarrolla inadvertidamente, es decir, sin darse cuenta, y que, en general, no dependen de su voluntad. Imagina la cantidad de comunicación inconsciente que una bailarina proyecta en el escenario y que van a influir en su rendimiento, actitud escénica y expresión artística.

Neurológicamente, la consciencia implica la participación global de las neuronas. Sobretodo es fundamental que en los diferentes procesos psicológicos esté involucrada la corteza superior cerebral. Cuando esto no es así es cuando hablamos de inconsciente, es decir, de información procesada sin toma de conciencia pero con repercusión conductual.

Ahora, te voy a mostrar una serie de pasos a partir de los cuales puedes trabajar estos aspectos:

ESTRATEGIAS  PARA TRABAJAR ARQUETIPO AFRODITA e INCONSCIENTE:

Primer paso:

HACER CONSCIENTE LO INCONSCIENTE: La consideración de la armonía psíquica desde dentro precisa, en primer lugar, que la persona esté reconciliada con su propio inconsciente.  Para ello yo te propongo el siguiente ejercicio:

Ejercicio de las tres cartas: Se trata de que nos sentemos frente a un folio en blanco y escribamos una carta a mi yo niñ@, a mi yo adult@ y a mi ego.

Te vas a sorprender de la cantidad de información que vas a volcar sobre este papel. Y quizá te des cuenta desde que punto bailas, es deci; ¿Quien se muestra cuando bailas? ¿La niña, la adulta o tu ego?

Segundo paso:

ACTUAR EN COHERENCIA CON LO QUE VOY DESCUBRIENDO: Existe cierto prejuicio que dibuja una imagen del inconsciente como una instancia oculta, anárquica que determina la conducta del individuo a sus espaldas.  Pero no es así, es justamente al revés. Al tomas consciencia de nuestra conducta inconsciente te convertirás en dueña de ti misma y esto se proyectara en todas tus actuaciones. Decidirás desde donde bailas.

Puede que descubras que quizá lo que te gusta es ser maestra en lugar de bailarina, quizá prefieras no subir al escenario y trabajar en el aula. Quizá descubras que prefieres ser bailarina en lugar de corógrafa. Si te das cuenta de que es lo que quiere tu trabajo y desarrollo será en línea recta.

Tercer paso:

TRABAJO COGNITIVO Y FÍSICO: Esto es mas difícil de explicar. Se  trata de modificar patrones de pensamientos distorsionados o irracionales. Yo aquí te propongo un ejercicio muy sencillo basado en la  Técnica Beck y Ellis. Te lo voy a explicar con un ejemplo, pero si te surge cualquier duda escríbeme y te lo resuelvo.

EL ejercicio de las tres columnas:

Situación Distorsión cognitiva (Pensamiento irracional) Restructuración cognitiva (Pensamiento racional)
No me clasifico en la final de una competición importante. “No soy buena bailarina, no sirvo para esto, me debería de retirar. Mi amiga “fulanita de tal” lleva menos tiempo que yo bailando y si se a clasificado. Además no tengo un aspecto físico bueno, y estoy un “poco gorda/demasiado delgada”. En definitiva no bailo bien ni tengo buen físico y por eso no me he clasificado.

El hecho de que no me halla clasificado no quiere decir ni que baile mal ni que tenga un mal aspecto físico. Es cierto que me hubiese gustado ser finalista, yo he trabajado mucho para tener un buen resultado y poder clasificarme. Pero el hecho de que no haya sido seleccionada no quiere decir que baile mal o no sirva para esto. Quizá no he hecho una buena actuación, pero esto es algo puntual y que no me engloba como bailarina. Si analizo mi carrera profesional, me doy cuenta de que  he ido mejorando con los años, quizá aun no este preparada pero he de seguir trabajando. “Fulanita de tal”  ha bailado muy bien, por lo tanto merece  el premio tanto como yo.

Por otro lado, no tiene sentido que ataque a mi físico, ya que esto no tiene que ver con como bailo.

  

Verás que al hacer esto te encuentras mas segura, tranquila y relajada. Así conseguirás que tu mente sea tu aliada. Permitiendo que el cuerpo ejecute los pasos sin miedo, y que tu expresión artística florezca.

¿Qué os parece? ¿Lo ponemos en práctica?

Me podéis preguntar vuestras dudas, estaré encantada de ayudaros.

Fuente:  Textos de Carl Jung, Beck y Ellis &  Taylor y Taylor.