Entrenamiento psicológico para bailarinas

desarrollo personalMuchas bailarinas, dedican años a su preparación física y entrenamiento del cuerpo, para poder alcanzar la competencia técnica necesaria.  No así a la preparación psicológica y sin embargo el entrenamiento psicológico en relación con el manejo de ansiedad, la fijación de metas y la concentración es altamente importante.

La sugerencia de estar segura o relajada, hace que muchas bailarinas se frustren al no comprender como lograrlo. Por eso, en este articulo  voy a compartir una serie de estrategias y consejos que nos ayudaran en el entrenamiento de las habilidades mentales necesarias para que la bailarina lleve su desempeño al siguiente nivel.

1.- EL ESTABLECIMIENTO DE OBJETIVOS.

Si al considerar tus objetivos viene a tu cabeza la idea de “trabajar más” o “mejorar”.  Este apartado te interesará, pues esto no puede considerarse un objetivo como tal. Un objetivo ha de ser realista, específico y dinámico. A continuación te detallo el método para dibujar tus objetivos o metas: 

  • El objetivo ha de ser realista y alcanzable.
  • El objetivo ha de ser específicos y concreto. Por eso “trabajar más” o “mejorar” no es un objetivo en si mismo, ya que debemos de hacerlo concreto.  Por ejemplo,  redefine esta idea hasta que se trate de un  objetivo lo más específico posible. ¿cuántas horas mas de entrenamiento diario quiero proponer como objetivo? ¿que es lo que quiero mejorar?  ¿Hay cambios posturales que necesito hacer?.  Lo ideal sería que las metas seleccionadas estén claramente definidas y cuantificables, de modo que después de cada actuación, se puede determinar rápidamente si se ha podido alcanzar.
  • Dinámico.  El establecimiento de objetivos es en realidad un proceso dinámico que no termina nunca. La realidad es que no se van a lograr todos los objetivos, si nos centramos en uno sólo, podemos percibirnos como fracasados si no lo logramos. No obstante, aunque no alcancemos todos los objetivos, lo más probable es que mejoremos con el esfuerzo. Aunque no logremos el objetivo, si nos centramos en el grado de logro y mejoramos nuestro nivel previo en un 50% probablemente lo percibiremos como un éxito.

Al tomar consciencia de los aspectos que se necesitan trabajar es más sencillo establecer objetivos para mejorarlos.

La bailarinas tenemos que establecer 5 tipos de objetivos para rendir al máximo.

  • Objetivos a largo plazo. Se refiere a tus sueños de bailarina, a lo que quieres llegar a conseguir a largo plazo.
  • Objetivos de temporada. Se refiere a lo que quieres conseguir en la temporada siguiente.
  • Objetivos escénicos. Representan lo que deseas conseguir en relación a determinadas actuaciones de la temporada.
  • Los objetivos de entrenamiento. Especifica lo que las bailarinas necesitan hacer en su entrenamiento físico, técnico y mental para alcanzar sus objetivos.
  • Los objetivos de estilo de vida. Se refieren a lo que las bailarinas necesitan hacer en su vida cotidiana e incluye la dieta, el estudio, el trabajo, la familia y las relaciones sociales.

2.- LA CONCENTRACIÓN

Una vez que los objetivos se han definido claramente, y se ha tomado las medidas adecuadas para alcanzarlos, es importante prepararse mentalmente para la ejecución de éstos.

La concentración quizá la podría comparar con determinados estados meditativos, o estados en los que consigues una determinada concentración y lo que estás haciendo deja de ser un esfuerzo, pues todo tu sistema fluye en esa dirección. No diría que actúas con el estado de no-mente, pero todo tu sistema está concentrado en la ejecución. Lo comparo a un estado en el que los centros de la mente están enfocados, en funcionamiento, y toda la inteligencia motora alcanza su plenitud.

La buena concentración se enfoca exclusivamente en los aspectos del campo de atención que son relevantes para el rendimiento, en lo que sea necesario para que los bailarines rindan al máximo. Estar bien concentrado implica también dejar de distraerse con estímulos irrelevantes, permanecer centrado en el presente y volver a enfocar la atención si sucediera alguna distracción, como los miembros del público o las criticas que siguen a una actuación.

3.- GESTIÓN DE LA ANSIEDAD

La intensidad  se refiere al grado de preparación psicológica del bailarín previo a la actuación. Se caracteriza por cambios en el estado fisiológico de un individuo, como en el latido del corazón, la presión sanguínea y la producción de adrenalina. Los síntomas de ansiedad incluyen el pánico, pérdida de control percibido, tensión muscular y dificultad para respirar. Estas reacciones no deseadas son probables en competiciones que son particularmente importantes o significativos.

No importa cuán preparada está la bailarina , en el día de la competencia, la ansiedad de rendimiento puede significar la diferencia entre bailar de forma excepcional o entre sufrir un revés decepcionante.

La intensidad óptima es una respuesta individual; no hay un nivel óptimo de intensidad que pueda aplicarse a todos los bailarines.

Como vemos, e l entrenamiento en habilidades psicológicas es una parte importante para que la bailarina pueda alcanzar su potencial. Si decides incorporar estas técnicas en tu práctica, estoy segura de que experimentarás un mayor éxito en la danza.

 

Fuente: PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO  diseñado por Taylor y Taylor & Artículo Sara. 

Si eres bailarín,  deportista, o quieres reforzar tu rendimiento en tu trabajo o tu percepción de ti mismo, existen una serie de cuestionarios, pautas, estrategias y documentación que te ayudarán a progresar. Contacta conmigo  en el  Centro de Psicología Clínica de Valencia Sara Navarrete, para informarte sobre esta metodología.