SEXUALIDAD, MATERNIDAD Y PATERNIDAD

¿Tienes dudas de ser padre o madre? ¿Tiene sentido tu relación de pareja? 6 PASOS PARA TOMAR LA DECISIÓN

Quizás te estés planteando dar el paso...

psicologovalenica

La sexualidad es algo profundamente humano que abarca a todo el conjunto de la persona en todas sus dimensiones, en su unidad de cuerpo y alma. La sexualidad entendida desde nuestra naturaleza de ser humano tiene la finalidad de la procreación en pareja, por ello, la sexualidad y la paternidad, aunque no siempre han de ir unidas, constituyen el fin de nuestra existencia.

En nuestra cultura actual, la sexualidad se ha desvinculado en gran parte de la procreación para tener un protagonismo individual dentro de ser humano, basado en la satisfacción de deseo sexual, convirtiendo así al sexo en un objeto de consumo.

Sin embargo, cuando hablamos de sexualidad y paternidad y maternidad, nos estamos refiriendo a un tipo de sexualidad responsable, bajo una finalidad procreativa. 

En nuestra sociedad, al hilo del individualismo, también se detectan algunas tendencias hacia la dificultad de asumir responsabilidades en la sexualidad y por consecuencia en la pareja. Todo depende de nosotros mismos, al margen de los valores culturales o sociales en los que nos vemos inmersos, debemos  reflexionar y decidir a dónde queremos llegar. El hecho de tener un hijo, nos puede parecer algo difícil y poco gratificante, y puede que no nos sintamos preparados para asumir cierta responsabilidad o que simplemente no nos apetezca.

Culturalmente nos enfrentamos a un pensamiento generalizado de ver a los hijos como una carga excesiva, que limita nuestra individualidad, pero desde el punto de vista contrario, un hijo es un don, es el porqué de la vida y hay que afrontarlo desde una paternidad y maternidad responsables. 

Por muchas cuestiones sociales, como son la duración de los estudios superiores, la falta de trabajo en los jóvenes y no tan jóvenes, el auge de las ciudades y el individualismo, etc., podemos llegar a sentir la presión de querer ser padres pero no encontrar el momento adecuado, o retrasarlo lo máximo posible porque lo vemos como una etapa dura y costosa.  Son dudas que nos abordan a todos en esa etapa de nuestra vida, y que serás capaz de superar pensando siempre en los aspectos positivos del cambio, y en tus deseos más profundos, desechando los pensamientos negativos al respecto. 

6 PASOS PARA TOMAR LA DECISIÓN

Te quiero mostrar 6 pasos que te ayudarán a tomar la decisión, en un sentido u en otro:

1. Define claramente cuál o cuáles son los puntos problemáticos de la decisión: 

¿Tienes miedo a perder tu libertad? ¿Tienes miedo a no ser una buena madre o buen padre? ¿Te ves con pocos recursos económicos o poca ayuda de tu familia? ¿Te sientes demasiado mayor? Etc.

2. Genera opciones para poner resolverlos

3. Valora cada opción

4. Decide cómo vas a actuar

5. Mide las posibles desviaciones de lo que esperas

6. ¡Lánzate a por ello!

Quizás a partir de estas reflexiones, te surgen más dudas…Podemos hablar de cómo superar el miedo a la maternidad y paternidad en el próximo artículo, ¿te interesaría?

Sara Navarrete

Psicóloga